El Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) de Zaragoza ha recibido en apenas dos semanas más de 1.000 peticiones para acoger a los perros hallados por la Guardia Civil en pésimas condiciones en una finca de Maella (Zaragoza). El área de Participación del Ayuntamiento de Zaragoza agradece esta respuesta ciudadana, que ha superado las previsiones iniciales y que va a permitir que los animales rescatados tengan pronto un nuevo hogar.

Hasta las instalaciones municipales, ubicadas en La Cartuja Baja, se trasladaron 190 perros, la mayoría cachorros, de los 544 animales liberados, el pasado 3 de junio, por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que investiga a los responsables de la finca por un presunto delito de maltrato animal.

 

 

Al escuchar la noticia, el CMPA preparó el espacio para acoger el mayor número posible, al ser el centro público de estas características más grande de la Comunidad, y, tras el aviso de la Guardia Civil, inició el traslado de los animales el pasado 5 de junio. El resto de los perros han sido derivados a una protectora de Madrid por decisión judicial.

Desde entonces los canes, que fueron encontrados en unas condiciones higiénico sanitarias deplorables, ya que muchos estaban encerrados en pequeñas jaulas utilizadas para la cría de conejos, han recibido atención veterinaria en el CMPA, donde estarán hasta el momento de su adopción.

Desde la Oficina de Protección Animal, insisten en que la mayoría de los perros son cachorros por lo que su adopción no podrán sera adoptados hasta dentro de un mes y medio, una vez que se hayan destetado completamente y hayan recibido los tratamientos de antiparasitación y las vacunas necesarias para ser entregados a las familias en las mejores condiciones sanitarias, con la colaboración de la empresa Zoetis. El inicio del plazo de adopción será comunicado previamente en la página web del Ayuntamiento y en las redes sociales.

El consejero de Participación, Javier Rodrigo, ha valorado la respuesta «generosa» de la ciudadanía, así como la labor de los veterinarios y operarios del CMPA. ¿Gracias a ellos, estos animales, la mayoría cachorros, han recibido la atención que se merecen y podrán ser realojados pronto en sus nuevos hogares¿, ha subrayado.

Criadero Maella

 

Los animales se incluirán en la web del CMPA y en la plataforma ‘Cuida y adopta’ de la Asociación de Veterinarios Municipales de España.

Cuando se abra el plazo, los veterinarios estudiarán las solicitudes recibidas y decidirán con criterios técnicos el hogar más adecuado para cada animal. Por su parte, los adoptantes recibirán consejos para lograr una buena convivencia y adaptación durante los primeros días y evitar su devolución.

Por último, Rodrigo ha destacado también la colaboración del voluntariado del CMPA que habitualmente hace un seguimiento para conocer el bienestar de los animales adoptados, algo que también hará en esta ocasión. «El primer contacto es antes de los quince días para asesorar a las familias y evitar devoluciones indeseadas y, el segundo, un mes después para garantizar que los animales están en buenas manos», ha precisado.

En el caso de que los voluntarios/as detecten situaciones de maltrato animal, la Oficina de Protección Animal iniciará el procedimiento sancionador y lo comunicará al SEPRONA o a la Policía Local.