Petición creada por:

Susana Chércoles y Mónica Maldonado

 

1471948_372437816225823_301077985_n[1]

 

Fénix, un perrito bodeguero estaba en un contenedor, en un saco blanco ensangretado…Tenía heridas de plomo por todo el cuerpo y un disparo a bocajarro en el cuello. Se estaba desangrando y se encontraba en estado de shock.

En el mismo saco donde estaba el perro, se encontraron además los cartuchos con los que le tirotearon, unos guantes de látex, una cuerda con la que lo torturaron y cáscaras de huevo.

Se avisó tanto a la Policía Local como a la Guardia Civil, y aunque no acudieron ninguno de los dos al lugar, con las instrucciones que nos dieron, recogimos las pruebas para su posterior entrega.  Fénix estaba agonizando, y lo llevamos de urgencia a una  Clínica Veterinaria de la Puebla de Cazalla, donde la doctora nos atendió, ingresándolo y operándolo de urgencia…sigue ingresado de urgencia en estado muy grave pero estable, luchando por vivir con todas sus fuerzas.

La veterinaria observó hasta siete orificios de entrada de munición, pudo obtener algunas porciones de la misma pero la mayoría fue imposible por la gravedad del animal. Estas porciones de munición se han guardado en la misma clínica donde nos facilitaron además un informe. En la clínica además se procedió a la lectura del chip identificativo del perro, no constando los datos del propietario y sólo con la numeración, a partir de la cual se conoció el colegiado que implantó dicho chip.

La Guardia Civil acudió a la clínica, donde efectuó un reportaje fotográfico y nos pidió que custodiáramos las pruebas. Fuimos al Cuartel y con las pruebas, siguiendo las instrucciones del día anterior, intentamos denunciar los hechos, recogiendo el sargento lo que le pareció oportuno de nuestro relato y dejando fuera del mismo prácticamente todo!!!!!

cnzZaLkVixwmiiO-556x313-noPad[1]

Además, en ese momento se nos informa de que el veterinario que debía haber identificado correctamente al animal “ha extraviado los datos del propietario o se han extraviado en el organismo correspondiente (el RAIA)” . Sin embargo, se acuerda del perro y conoce al dueño.

Cuando pedimos al sargento que incluya lo que aquí exponemos en la denuncia y que nos tenga como parte en el procedimiento en caso de abrirse, nos contesta que “eso no se puede hacer”. Ante nuestra insistencia en que es un delito de maltrato y que puede identificarse al autor por las huellas del saco, cartuchos o guantes, prácticamente se ríen de nosotras. Es realmente desesperante.

Estos hechos desgraciadamente no son raros en este pueblo, pero en este caso hay además un especial ensañamiento (siete tiros en diferentes partes del cuerpo, una cuerda, unos guantes de látex…..).

Queremos hacer justicia, merece justicia, está sufriendo, luchando por sobrevivir. No podemos permitir que este caso de maltrato animal se vuelva a repetir.

FIRMA:

http://www.change.org/es/peticiones/ayuntamiento-de-la-puebla-de-cazalla-ministerio-fiscal-seprona-y-polic%C3%ADa-nacional-investiguen-y-encuentren-al-autor-de-esta-masacre-para-que-no-quede-impune-tanto-dolor-gratuito