Maltrato animal en Arucas, en las Palmas, Gran Canaria

Maltrato animal en Arucas, en las Palmas, Gran Canaria

El Ayuntamiento de Arucas ha abierto las diligencias en dos barrios, Cardones y Hoya Ariñez, tras constatar el pésimo estado en el que se encontraban varios perros y que han sido llevadas a cabo por  inspecciones oculares por la veterinaria, Policía Local y el Seprona del municipio.

En  Hoya de Ariñez, se han rescatado 38 perros con evidentes síntomas de desnutrición y malos tratos, según han podido percibir la veterinaria municipal como por el Seprona. Como consecuencia, dos personas están siendo investigadas por posible delito de maltrato animal.

El Ayuntamiento de Arucas trabaja porque se garanticen el respeto a los derechos de estos animales.

 

El ocupa se dedicaba a maltratar a sus perros porque según su palabras textuales «vivo solo y me desahogo con ellos»

«Vivo sólo y me desahogo con ellos», con esas palabras ha justificado los golpes propinados a sus perros el ocupa que vive ilegalmente en la casa del pasaje Guayre, 7 del barrio de Cardones en Arucas, en municipio de Gran Canaria.
 
 

 

 

 
Las declaraciones las dio en la misma puerta del inmueble ocupado, mientras atendía a la protectora «7 días por 7 vidas», después que su presidenta consiguiera hablar con él, algo que la Guardia Civil intentó sin éxito en el día de ayer.
 
Mientras tanto cientos de llamadas de múltiples orígenes de España llamaban sin cesar en la mañana de ayer al Ayuntamiento de Arucas, su policía local y la Guardia Civil de la comandancia de Arucas; tras la masiva difusión de la Plataforma Leales.org y el animalista dogsoul en las redes sociales.
 

Perros matratados

 

 

 
La Plataforma Leales.org (@lealesorg) recordó en la difusión masiva que no es obligado tener animales de familia y que en caso de no poder mantenerlos de forma responsable, antes de cometer un delito penal de maltrato animal, es preferible cederlos a una entidad animalista o publicarlos en adopción en Leales.org de forma gratuita, ética y eficientemente; para que las protectoras tengan constancia y medien en su cesión y futura adopción.
Fuente: Leales.org