Los animales dejan de ser cosas y serán seres sintientes a partir de ahora

Los animales dejan de ser cosas y serán seres sintientes a partir de ahora

APDDA se felicita por la aprobación definitiva de la reforma del Código Civil que descosifica a los animales y se compromete a apoyar, sin más demora, la Ley estatal de Protección Animal y la reforma del Código Penal

La ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA) se felicita por la aprobación definitiva, por las Cortes Generales, de la reforma del Código Civil que supone el reconocimiento de los animales como seres sintientes o seres vivos dotados de sensibilidad, con lo que dejan de ser considerados como cosas, garantizándose así para ellos la protección de las leyes. La proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales, ha sido aprobada definitivamente hoy por el Pleno del Congreso, tras su tramitación por las dos Cámaras. En breve será publicada por fin en el BOE y entrará en vigor. Por ello, APDDA agradece a todas las personas y entidades que lo han hecho posible.

A juicio de APDDA, el cambio de estatus jurídico de los animales en el Código Civil y su nueva consideración como seres sintientes supone el arranque de una nueva conciencia jurídica en la que los animales dejan de ser asimilados a las cosas y están mejor protegidos legalmente. Asistimos a un cambio de paradigma en nuestra relación con los demás animales, con quienes compartimos este planeta. Las reformas legales que se están promoviendo en otros países demuestran que el cambio es imparable. La ciencia hace décadas que reconoce que los animales están dotados de capacidad para sentir, para experimentar sensaciones complejas y transmitir emociones y estados de ánimo. Este reconocimiento debe tener consecuencias. Esa nueva conciencia social ha llegado ya al Derecho en nuestras sociedades. Y, aunque los sectores más reaccionarios se nieguen a ello, ha llegado el momento de abordar un nuevo marco legislativo, en coherencia con ese nuevo estatus jurídico de los animales. APDDA se compromete a apoyar y defender la aprobación en 2022, sin más demora, tanto de la Ley de Protección y Derechos de los Animales como de la reforma del Código Penal, en relación con el maltrato animal. Ambas leyes son fundamentales para consolidar las políticas públicas de protección animal, que resultan imprescindibles en la España del siglo XXI.

 

Seres sintientes
Reconocimiento de los animales como seres sintientes o seres vivos dotados de sensibilidad, con lo que dejan de ser considerados como cosas

 

Este mes APDDA cumple 14 años de historia y no hay mejor manera de celebrar este aniversario que con la consecución de uno de sus objetivos fundacionales: el reconocimiento de los animales como seres que sienten, en el Código Civil. Desde APDDA valoramos muy positivamente el trabajo realizado a lo largo de los últimos cuatro años, desde otoño de 2017 hasta ahora, a partir de las propuestas elaboradas por el equipo jurídico de INTERcids-Operadores Jurídicos por los Animales, que durante este tiempo han sido promovidas por los parlamentarios miembros de APDDA. Ahora, al final de este largo proceso, podemos destacar que el trabajo conjunto de ambas asociaciones ha logrado que se incorporen, a la reforma del Código Civil, 25 propuestas que han permitido, entre otras muchas cuestiones: incluir la expresión “seres sintientes” (utilizada en textos legales en otros Estados y Comunidades Autónomas), garantizar la protección del animal – independientemente de quien ostente la titularidad formal -, velar por el bienestar del animal en resoluciones testamentarias o tener en cuenta la violencia vicaria contra los animales, en el marco de violencia doméstica o de género, a la hora de decidir la guarda de los hijos menores de edad en casos de separación o divorcio (tal como proponía la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos, CoPPA).

La APDDA, que agrupa a ciento veinte diputados, senadores y exparlamentarios de prácticamente todos los partidos y Comunidades Autónomas, lleva catorce años defendiendo los derechos de los animales en las Cortes Generales y ha tenido una especial incidencia en la reforma del Código Penal de 2015, logrando la tipificación de la explotación sexual de animales, así como en el impulso de la actual reforma del Código Civil, en la ratificación sin reservas del Convenio del Consejo de Europa sobre protección de animales de compañía y en la reciente incorporación de la empatía hacia los animales entre los objetivos de la enseñanza obligatoria en la nueva Ley de Educación, entre otros acuerdos.