Donde conseguir una rata

Esto es lo primero que nos debemos plantear antes de adquirir una ratita. Tenemos dos opciones:

– Adoptar: Actualmente hay muchas ratitas de todas las edades buscando un nuevo hogar. Puedes conocer a los propietarios actuales de la rata y te contaran todo lo que necesites saber sobre su carácter.

– Comprar: 
Para comprar ratas hay dos lugares diferenciados, las tiendas de animales y/o criaderos irresponsables, y los criaderos responsables.
En las tiendas y criaderos irresponsables lo único que interesa es sacar dinero vendiendo animales, poratasr lo que les es indiferente que la rata vaya a ser mascota o alimento de otros animales. Las ratas viven en alojamientos inadecuados, tuppers o urnas con poca ventilación y serrín como sustrato (lo que les provoca problemas respiratorios). No son alimentadas adecuadamente, la mayoría no han probado una fruta o una verdura nunca. Crían sin ningún tipo de control, por lo que son ratas con una alta consanguinidad, lo que provoca diferentes problemas de salud y carácter. Estas ratas suelen tener una esperanza de vida muy corta y con muchos problemas de salud a lo largo de ella (parásitos, resfriados, tumores, problemas neurológicos, y demás problemas hereditarios)
En los criaderos responsables se preocupan por las ratas, viven en alojamientos adecuados, con una alimentación correcta, y un control veterinario. Las ratas se entregan siempre en parejas del mismo sexo, o solas en caso de que el comprador ya tenga alguna rata. Además podemos conocer a sus familiares y saber si han tenido problemas de salud graves y que están libres de consanguinidad. Antes de que las ratas vayan a sus nuevos hogares pasan una revisión veterinaria para certificar su buen estado de salud.

La necesidad de un compañero

rata
Ratas – Foto propiedad de: www.hogarus.com

Las ratas son animales sociables que necesitan estar en compañía de otros de su misma especie para vivir. Una rata que vive sola no será completamente feliz, ya que por mucho que estemos con ella no le haremos la misma compañía que otras ratas y pasará gran parte de su vida sola. Las ratas se pasan el día interaccionando unas con otras, jugando, acicalándose, comiendo… o simplemente durmiendo una al lado de otra.
Para entender el motivo de esto solo tenemos que ponernos en su lugar, imagina que vives en una casa grande y con todo lo que necesites, pero la única compañía que tienes es la de tu mascota, no podrás comunicarte ni relacionarte con otras personas el resto de tu vida.

¿Elegirías una vida así? Puede que alguna persona si, al igual que hay casos especiales en los que una rata no puede convivir con otras debido a su carácter. En estos casos deberemos estar con ella el mayor tiempo posible y hacer que tenga entretenimiento suficiente las horas que pase sola.

Introducción de una rata nueva

ratas2
Rata doméstica – Foto propiedad de: veterinarioexoticosmadrid.wordpress.com

Cuando tenemos un grupo establecido y queremos ampliarlo lo primero que debemos hacer cuando llegue la nueva ratita es pasar un periodo de cuarentena, así nos dará tiempo a ver si la nueva rata tiene alguna enfermedad o parásitos que pueda contagiar a las que ya tenemos en casa. La cuarentena debe hacerse siempre que sea posible en habitaciones diferentes, y evitar cualquier tipo de contacto entre nuestras ratas y la nueva.

Después de esto pondremos las jaulas cerca una de la otra, para que se puedan oler entre los barrotes pero que no lleguen a tocarse. Poco a poco iremos cambiando accesorios de la jaula para que se mezclen los olores. También podemos intercambiar a las ratas de jaula. Unos días después de estar haciendo esto podremos empezar a juntarlas en un terreno neutral (un lugar en el que no hayan estado ninguna de las ratas). Ahí veremos como reaccionan, si se llevan bien y no hay ningún problema o si se pelean.
Según lo que pase alargaremos más o menos el periodo de socialización.
Cuando en el terreno neutro no haya peleas durante varios días podemos juntar a todas las ratas en una jaula, para esto haremos una limpieza a fondo del alojamiento y los accesorios para que sea un lugar nuevo para todas y siga sin haber problemas.

Las ratas suelen “pelearse” para decidir la jerarquía del grupo, estas peleas son simples revolcones en los que no hay heridas ni sangre, si vemos que nuestras ratas se pelean y se hacen heridas más o menos graves debemos separarlas y comenzar de nuevo la socialización.

Comportamiento

A las ratas les gusta mucho el contacto con las personas, no suelen morder. Son muy inteligentes y podemos enseñarles muchos trucos y juegos, aprenden a venir al nombre, se las puede enseñar a hacer agillity y muchas cosas más.
Sobre el carácter lo primero que hay que tener en cuenta es que cada rata tiene su propia personalidad, unas serán mas atrevidas y curiosas, otras más miedosas, otras más activas, más tranquilas… indiferentemente de su sexo.
Por norma general los machos son más grandes y tranquilos, cuando los cogemos se quedan dormidos en nuestros brazos rápidamente. Las hembras suelen ser más inquietas y curiosas, les gusta más explorar y jugar.

Alojamiento

El alojamiento para dos ratas debe ser una jaula de al menos 0,25 m3 (por ejemplo 50x62x80cm), ningún lado deberá ser menor de 50cm. A las ratas les encanta trepar por lo que será mejor una jaula más alta que ancha. Para tener más de dos ratas debemos añadir 0,05 m3 por cada hembra y 0,07 m3 para cada macho adicional.

Hay que tener en cuenta que las ratas se pueden escapar por agujeros muy pequeños por lo que debemos buscar una jaula que tenga como mucho una separación entre barrotes de 1cm, en caso de no encontrarla si tiene la separación más grande y nuestras ratas pueden salir deberemos forrarla con malla metálica.
La jaula debe estar alejada de corrientes de aire ya que las ratas se resfrían muy fácilmente.
Debemos poner en su jaula diferentes accesorios y juguetes para que se entretengan, hamacas, tubos, casas, etc. En las tiendas de animales encontrarás muchos juguetes para que podemos utilizar para nuestras ratitas (debemos evitar los accesorios de madera ya que la mayoría son tóxicas y se estropean con facilidad). También podemos hacerles accesorios caseros, una caja de cartón con una o dos entradas y una tela dentro es una buena madriguera (aunque no durará mucho).
Como sustrato podemos utilizar diferentes materiales, viruta de maíz, papel prensado, viruta de cáñamo… evitaremos siempre el serrín o viruta de madera, la madera prensada, la arena de gatos y el papel de periódico que pueden resultar tóxicos para nuestras ratas.

Alimentación

Las ratas son animales omnívoros, su dieta base debe ser una mezcla casera con diferentes ingredientes (cereales, legumbres, insectos, pienso de gato de buena calidad…) lo más variada posible y acorde a sus necesidades nutricionales (14% proteína y 4% grasa para ratas adultas).
Además de esto hay que darles todos los días diferentes frutas y verduras para complementar su dieta.

Además de esto deben tener siempre agua a su disposición.

Salud

rata1
Rata – Foto propiedad de: www.tiendanimal.pt

No es necesario vacunar a nuestras ratas pero si hacerles una revisión cada 4-6 meses para tenerlas controladas y desparasitarlas periódicamente.

Las ratas son propensas a tener problemas respiratorios, por lo que al mínimo síntoma de un resfriado debemos ir al veterinario para curarlo correctamente, ya que si no puede llegar a causarles una neumonía que suele ser mortal en la mayoría de los casos.
Son animales con un metabolismo muy rápido por lo que cualquier enfermedad debe ser tratada rápidamente, esto mismo ayuda a que las heridas cicatricen rápido.

Segregan una sustancia por los ojos y la nariz de color rojizo llamada porfirina. Es normal que al despertarse tengan la zona de la nariz y ojos un poco manchados, pero al poco de estar despiertas se lo limpian. Cuando hay un exceso de secreción de porfirina nos indica que la rata tiene algún tipo de problema, ya sea stress o alguna enfermedad, entonces si es necesario una visita al veterinario.

 

Fuente: www.ratasenadopcion.weebly.com                Autor: Miriam