iguana_1[1]

 

 

Las iguanas son originarias de América del Sur. Nacen al principio de la primavera de un huevo. Suelen medir unos 20 cm (incluyendo la cola) y en los últimos años han adquirido una gran popularidad entre nuestra población.

 

Estos son los cuidados que debemos tener con ellas.

 

 

  • Habitáculo: Lo más recomendable es un terrario de cristal que tenga un volumen de 80 a 120 l. La tierra que debemos de utilizar como base es substrato,  o viruta especial de tronco. Además tendremos que disponer de un termómetro, una alfombrilla calentador y una piedra calentadora ya que el terrario deberá estar a una temperatura de 28 a 32° C. Debemos tomar   en cuenta las necesidades de luz de nuestra mascota,  existiendo en el mercado focos de luz especiales para iguanas y lo que es muy importante es que la luz debe pasar a través de una rejilla de metal, nunca de una de plástico o similar porque los rayos UVA no penetrarían correctamente y nuestra iguana no se desarrollaría bien. Para que realice ejercicio es conveniente ponerla un miniárbol seco que podremos encontrar en los ornamentos que se venden especiales para iguanas en las tiendas especializadas, ya que éstos, están debidamente desinfectados. Es necesario tener un recipiente para la comida y otro para el agua, al ser posible de acero inoxidable.
  • Alimentación: Sí hemos adquirido una iguana  pequeña (o iguana baby) lo más recomendable es darla potitos de niño de frutas y verduras, pudiéndose mezclar entre ellos. Además se la puede favorecer el crecimiento con comida húmeda (latas) de gato de buena calidad, ya que contienen mucho calcio, que es uno de los minerales  que más necesita en la primera etapa de su vida para  el buen desarrollo de sus huesos. Según vaya creciendo  es conveniente ir introduciendo verduras y frutas muy troceadas. La golosina ideal para las iguanas es la lechuga. Además existen piensos específicos para iguanas jóvenes e iguanas adultas en el mercado.

Necesidades especiales

  • Calor.: Las iguanas necesitan calor para poder digerir la comida correctamente. Este calor viene dado exteriormente (con un fluorescente o lámpara)ya que ellas no lo producen. El calor es esencial, ya que activa las bacterias que las iguanas poseen en el estómago y en el intestino. Nuestra mascota debe tener un terrario con una temperatura de 28 y 32° C.
  • Humedad. La humedad ideal que debe haber  en el terrario es de un 75%. Es fácil conseguirlo poniendo un bol con agua en una de las esquinas del terrario. El calor que sale de la alfombrilla calentadora junto con el de la piedra calentadora hará que el  agua se evapore poco a poco.
  • Luz .Cómo hemos citado anteriormente  hay en el mercado focos de luz especiales para iguanas; debemos tener en cuenta que ésta luz debe estar protegida por una rejilla metálica, nunca de plástico, ya que nuestra iguana no sintetizaría el calcio ni la vitamina D y podría producirle serios trastornos en el crecimiento y estado de los huesos, produciendo una grancarencia  que puede llegar a producirle la muerte.