Conjuntivitis

Chlamydia psittaci es un organismo microscópico similar a una bacteria. Hay varios clases de Chlamydias que pueden afectar a varias especies animales, incluidas las personas. Una de estas clases infecta a las aves y las personas, otra de las clases infecta a personas y gatos , pero no infecta a perros.

 

La maaparece como una inflamación, congestión y enrojecimiento de los tejidos oculares, sin afectar a la córnea.
Se pueden desarrollar pequeñas ampollas en la conjuntiva. Típicamente aparece solo en un ojo y el otro suele tardar entre 10-20 días en presentar síntomas.

Esta enfermedad es transmitida por contacto directo con la descarga ocular, por esta razón siempre debemos lavarnos las manos después de tratar o manipular un gato infectado.

Los gatos afectados deben ser separados de los gatos domésticos, si es posible, especialmente durante las fases tempranas de la enfermedad. Algunos individuos son más vulnerables al contacto y otros más resistentes debido a las resistencias naturales.

Puntos importantes del tratamiento

clamideas
Clamideas en gatos

 

 

Los test de laboratorio, como por ejemplo el raspado conjuntival, son los que usamos para confirmar el diagnóstico en fases tempranas de la enfermedad. En fases tardías, el raspado conjuntival a menudo no revela cuerpos de inclusión específicos (los elementos que son visualizados en las células afectadas son característicos de Chlamydia). Incluso a través de raspados negativos, podemos evaluar otra información que nos puede ayudar al diagnóstico de la enfermedad.

Eliminar con una toallita la secreción ocular. Aplicar una buena lubricación artificial al ojo calma la irritación de la membrana conjuntival. También debemos de lavarnos las manos después de tratar al gato.

En algunos casos los gatos enfermos se quedan como animales portadores y en condiciones de estrés pueden haber recaídas