La Guardia Civil investiga a dos personas, una de Murcia y la otra de Cartagena, como presuntos autores de un delito de abandono animal. En concreto, uno de los perros apareció preso en un cepo junto a una urbanización de Murcia y el otro en una balsa de riego de Atamaría-Cartagena que, gracias a la colaboración ciudadana, fueron rescatados. La investigación se inició cuando una asociación animalista comunicó a la Guardia Civil el rescate de un perro que un vecino de una urbanización de Murcia había hallado preso en un cepo en los aledaños de su domicilio. Varios vecinos de la zona colaboraron en la liberación del animal y lo entregaron a la asociación, que se encargó de su traslado hasta un centro veterinario, donde le fue amputada una de sus extremidades debido a la grave herida provocada por la trampa.

 

Tramp

 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil inició una investigación para identificar y localizar al propietario del animal, que ha culminado recientemente con la instrucción de diligencias a un vecino de Murcia como presunto autor de delito de abandono animal. La Guardia Civil mantiene la investigación abierta para identificar a la persona que colocó el cepo en el medio natural, ya que se trata de un método de caza prohibido.

 

En Atamaría-Cartagena

 

Perro rescatado

 

Otra denuncia puso en conocimiento del Instituto Armado el rescate de un perro de una balsa de riego ubicada en Atamaría-Cartagena. El hallazgo se produjo cuando unos excursionistas escucharon los alaridos de un animal que se encontraba en el interior de una balsa sin posibilidad de escapar. Después de realizar varias maniobras para intentar su rescate y a la vista del riesgo que el animal corría en la zona, estos testigos reclutaron a numerosas personas, así como cuerdas y anclajes, para lograr su extracción que, finalmente, resultó exitosa. Las gestiones practicadas por el SEPRONA han permitido identificar a la propietaria del animal, una vecina de Cartagena que ha resultado investigada como presunta autora de delito de abandono animal. Las dos personas investigadas y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de los juzgados de Instrucción de Murcia y Cartagena.

Delito de abandono animal

Los autores de este tipo de hechos pueden incurrir en la autoría de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por maltrato o abandono animal, tipificado en el vigente Código Penal y castigado con penas de tres meses y una día a un año de prisión, e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, así como para su tenencia.

Además, la Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de Protección y Defensa de los Animales de compañía de la Región de Murcia, también recoge que será de obligación del poseedor el procurarle alimentación y la atención veterinaria básica y los tratamientos veterinarios declarados obligatorios que, en cada caso, resulten exigibles y proporcionar a los tratamientos preventivo, paliativo o curativo que sean esencial para mantener su buen estado sanitario.