La convocatoria, que parte del Centro Agropecuario Provincial, permitirá apoyar la labor de estas entidades con ayudas de hasta 3.000 euros y fomentar la adopción de perros y gatos

La Diputación de Córdoba, a través del Centro Agropecuario Provincial, ha convocado por primera vez una línea de subvenciones destinada a asociaciones protectoras de animales de los municipios menores de 50.000 habitantes.

Esta iniciativa, inédita hasta la fecha y con pocos precedentes en otras diputaciones, pretende apoyar “la importante labor que realizan las asociaciones de nuestra provincia en contra del abandono animal y por el fomento de la adopción responsable de perros y gatos, una tarea imprescindible para garantizar el bienestar de estos animales pero también para paliar los problemas medioambientales, de salubridad y seguridad derivados del abandono”, según ha explicado el delegado de Agricultura, Francisco Ángel Sánchez.

 

 

El diputado ha señalado que “con esta línea de ayudas se pretende apoyar a las asociaciones en  los gastos derivados de su actividad, como los de alimentación, higiene, sanidad y servicios veterinarios para los animales, así como en la mejora de los medios de recogida de perros y gatos abandonados y los equipos de protección de los trabajadores y trabajadoras”. Al mismo tiempo, las subvenciones pretenden incentivar “la realización de campañas de fomento y difusión sobre la adopción responsable y contra el abandono animal”, ha recalcado Sánchez.

En concreto, la concesión de las subvenciones, ya aprobada y publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), se realizará en régimen de concurrencia competitiva y podrán optar a ellas las asociaciones que tengan su sede social en los municipios de menos de 50.000 habitantes de la provincia. La convocatoria cuenta con un presupuesto de 24.000 euros y las entidades beneficiarias podrán recibir un máximo de 3.000, que recibirán de forma anticipada.

El delegado de Agricultura ha subrayado el “compromiso de la Diputación con el bienestar animal y contra el abandono de perros y gatos, que sigue siendo un grave problema pese al gran trabajo realizado en los últimos años por parte de instituciones y asociaciones”. Además, Sánchez ha reiterado la importancia de mantener controladas las colonias felinas en los municipios para evitar problemas de salubridad y de convivencia. En este sentido, el diputado ha recordado que “desde 2009 la Diputación tiene en marcha un Programa de Recogida de Perros Vagabundos que está dando unos excelentes resultados y permite dar respuesta a la población de los municipios adheridos, que suman más de 220.000 habitantes”.

De forma paralela, este servicio contribuye “a la tan necesaria concienciación social sobre la tenencia responsable de animales de compañía, al tiempo que asesora a los ayuntamientos, a través de los técnicos de los municipios acogidos al programa, de las novedades en materia legal referentes a la protección y sanidad animal”.