Todos sabemos cual es la función de los  “dientes” y la mayoría recordamos que se clasifican en incisivos, caninos, premolares y molares; pero no todos los animales poseen todo tipo de piezas dentarias, ya que tras siglos de evolución, la naturaleza ha decidido dar mayor o menor importancia a determinadas piezas dentales en función de su uso. Así algunos “dientes” han llegado a desarrollarse hasta puntos exagerados (caninos en los hurones) o han desaparecido (caninos en los conejos). Es decir que, en función de la dieta que hayan llevado los ancestros de nuestros animales de compañía, éstos presentarán una dentición diferente.

Resultado de imagen de pequeños mamiferos infomascota

Dentro de los pequeños mamíferos encontraremos especies cuya dentición se caracterice por tener un crecimiento continuo durante toda su vida (conejos, hámster, cobayas, ardillas…) y otras que no (hurones). En aquellos casos en los que el crecimiento es continuo, la velocidad de crecimiento es de un promedio de medio centímetro al mes, esta es una de las razones por las que estos animales se pasan gran parte del día royendo, de ahí que se les denominen roedores.

 

Si no realizase esta actividad sus incisivos crecerían hasta tal punto que en poco tiempo no serían capaces de alimentarse y morirían de inanición.

Resultado de imagen de pequeños mamiferos infomascota

Los animales como los hámsteres, gerbos o ratas presentan una formula dentaria que se caracteriza por la falta de caninos (vulgarmente conocidos como colmillos) y premolares, esto se debe a que su dieta está basada en mezcla de semillas y pequeños aportes de fibra vegetal que deben cortar (mediante los incisivos) y triturar (mediante los molares) para poder alimentarse.

Resultado de imagen de pequeños mamiferos infomascota

Los conejos, pertenecen al grupo de los lagomorfos. Su dentadura presenta dos diferencias con respecto a la de los roedores: tienen un par de incisivos más, y además poseen premolares. Este segundo par de incisivos que se sitúan por detrás de los incisivos superiores, es de menor tamaño y hace que al morder el animal realice un movimiento de tijera mucho mas eficaz cortando la fibra vegetal. Los premolares y molares son romos y con una superficie aplanada para poder triturar mejor el alimento. Estas dos modificaciones se deben a su dieta rica en fibra vegetal.

La dientes de las cobayas y las chinchillas son muy parecidos salvo en la coloración ya que las chinchillas tienen un color anaranjado, tanto unas como otras carecen de caninos y al nacer ya han desarrollado toda la dentición permitiéndoles alimentarse de pienso y heno, desde muy corta edad.

Una de las causas más frecuentes por las que nuestros pequeños amigos suelen acudir al veterinario, es por algún tipo de problema dental. Los problemas que suelen presentarse con mayor frecuencia son:

  • · Sobrecrecimiento de alguna de las piezas dentarias, bien sean incisivos o muelas.
  • · Desgaste desigual de los incisivos.
  • · Formación de picos en las muelas, esto lo solemos notar porque el animal comienza a babear (este síntoma es característico).
  • · Abscesos de pus (“flemones”) debidos a un sobrecrecimiento de las raíces de las muelas (ocurre cuando las dietas son pobres en fibra).
  • · Golpes que provocan la fractura de piezas dentarias con mayor frecuencia en los incisivos; en estos casos se suele determinar que lo mejor es la extracción de las piezas dentarias, ya que al tener crecimiento continuo, volverán a salirle.
  • · Maloclusión: las piezas dentarias deben encajar perfectamente; si hay un ligera desviación en cualquiera de ellas se produce este problema (en los humanos se corregiría con un aparato de “dientes”, los pequeños mamíferos son “demasiado coquetos” y no se lo ponen).

Imagen relacionada

Los hurones presentan en su juventud una dentadura “de leche” que cambian durante su crecimiento para que le salgan los dientes definitivos. Su dentadura es la típica de un animal carnívoro, se caracteriza por presentar todos las piezas dentarias (incisivos, caninos, premolares y molares) y por tener más desarrollados los caninos y las “muelas carniceras” (las necesitan para desgarrar la carne). Todas sus muelas, a diferencia con los grupos anteriores, tienen picos y los incisivos tienen un tamaño bastaste reducido ya que la carne no es tan difícil de trocear como la fibra vegetal. El mayor problema que suelen presentar es el acumulo de sarro e infecciones periodontales.

Una vez que han surgido estos problemas, la única manera de corregirlos, es acudiendo a un veterinario especialista, que administrará el tratamiento oportuno y nos dará consejos para evitar que esto vuelva a ocurrir. Lo más adecuado para que nuestro pequeño mamífero tenga una dentadura sana es proporcionar una dieta adecuada

Web: www.mascoteros.com