El próximo 15 de mayo comenzará la campaña de vacunación contra la rabia para perros, gatos y hurones de la Comunidad de Madrid, en la que se prevé vacunar a unas 70.000 mascotas, según ha informado el Gobierno regional este sábado en un comunicado.
Un perro a hombros de su dueño.

La campaña, en la que colaborará el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, se extenderá hasta el 15 de julio, siendo obligatorio vacunar a todos los perros desde los tres meses, y recomendable vacunar también a gatos y hurones.

Con la vacunación contra esta enfermedad, transmisible a los humanos, se puede prevenir tanto su incubación en los animales como su propagación. Con las campañas de los últimos años se ha evitado que se hayan dado casos de esta enfermedad en la región.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recordado además que la enfermedad afecta a mamíferos tanto domésticos como salvajes, por lo que es primordial proteger a las mascotas que puedan encontrarse con animales silvestres portadores de la enfermedad.

La vacunación, que se administra mediante vacunas inactivadas que cumplen las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, se realizará por veterinarios colaboradores en clínicas veterinarias y conjuntamente con el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid.

Antes de proceder a la vacunación, el veterinario realizará un examen de salud al animal, para comprobar si reúne las condiciones idóneas para ser vacunado, y comprobará la correcta identificación de la mascota a través de su chip.

Ningún animal que no porte esta identificación podrá ser vacunado, por lo que, si el animal es joven, es el momento adecuado para colocar el chip. Se calcula que este año, durante esta campaña, se colocará el chip identificativo a unas 10.000 mascotas. Éste ha ayudado a devolver a sus dueños a unas 11.000 mascotas perdidas. La identificación es obligatoria para perros y gatos mayores de tres meses.

La rabia es una enfermedad neurológica que se transmite a través de la saliva y de las secreciones del animal infectado, bien a través de un mordisco o si la saliva entra en el organismo a través de una lesión abierta en la piel.

 

Autor: Madridiario                                                                                 Web: www.madridiario.es