Desde el control de la cría de animales, independientemente de que se haga o no con ánimo de lucro, hasta la novedosa figura de los ‘santuarios de animales’, pasando por los perros considerados potencialmente peligrosos o los planes de actuación en casos de emergencia, INTERcids ha elaborado un detallado documento que incluye modificaciones de índole jurídica a estos y otros artículos del Real Decreto «con el fin de asegurar el bienestar de los animales» que es, como señalan desde la entidad de operadores jurídicos, «uno de los objetivos de esta norma».

 

Bienestar animal

 

El trámite de información pública para la elaboración de este proyecto de Real Decreto se inició a finales del mes de julio por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. El borrador ha movilizado a muchas entidades de protección animal, que han presentado sus comentarios y alegaciones a diferentes puntos del documento. Por su parte INTERcids, como asociación que aúna a abogados, jueces, fiscales y miembros de cuerpos y fuerzas de seguridad de todo el país, ha propuesto mejoras en la redacción del texto (o supresión de párrafos completos) que inciden en todas las materias tratadas.

En lo que se refiere a la cría de animales, por ejemplo, el borrador solo contempla la que se realiza con ánimo de lucro, mientras que desde INTERcids señalan que «el control es más necesario precisamente en la cría que tiene lugar en el ámbito privado, fuera del conocimiento y control administrativo del que sí son objeto las actividades económicas».

Por otro lado, el Real Decreto incluye por primera vez el concepto de ‘Santuario de Animales’, una realidad que se ha extendido cada vez más por nuestro país y que hasta ahora no recibía tratamiento jurídico expreso. Sin embargo, el borrador no va más allá, por lo que desde INTERcids señalan la necesidad de que estos refugios cuenten con una clasificación zootécnica propia: «se trata de que se cree una categoría específica y diferenciada para los santuarios de animales.

 

Gato

 

Y que para ella se concreten determinadas previsiones prácticas, como por ejemplo que los animales que se encuentran allí alojados puedan ser identificados a través de microchip u otros medios distintos al crotal, figurando en su identificación que no son aptos para el consumo humano ni para otras finalidades productivas».

En lo que se refiere a los animales potencialmente peligrosos, el borrador del Real Decreto propone regular su tenencia, modificando para ello la normativa existente (Real Decreto 287/2002). INTERcids considera que esta modificación resulta improcedente por varios motivos, siendo uno de ellos que no corresponde al ámbito de aplicación de un real decreto regulador de núcleos zoológicos. «Se entiende que la modificación de dicha normativa debería abordarse directamente sobre el propio Real Decreto (una norma que, por otro lado, desarrolla una ley con más de veinte años de vigencia, y que sin lugar a dudas presenta, junto con la propia ley, una urgente necesidad de mejora)», señalan desde la asociación.

 

Bienestar animal

 

Además de los aspectos ya mencionados, INTERcids también solicita revisar los ratios numéricos contemplados para obtener la consideración de núcleo zoológico y destaca la importancia de detallar al máximo en la ley todos los posibles destinos de los animales. Por otro lado, la entidad señala la necesidad de incrementar la frecuencia de las inspecciones y los controles, así como de dotar al personal que maneja a los animales en los núcleos zoológicos de la formación necesaria para garantizar el buen ejercicio de sus tareas.

En este sentido, desde la entidad de operadores jurídicos agradecen expresamente su labor a las organizaciones implicadas en la protección de los animales, especialmente a aquellas que gestionan núcleos zoológicos, y piden a las administraciones públicas que se tomen muy en serio las aportaciones procedentes de su conocimiento y experiencia directa en la materia.