HUS: la misteriosa enfermedad que causa la muerte en perros

HUS: la misteriosa enfermedad que causa la muerte en perros

Esta enfermedad es complicada de  diagnosticar y ha causado la muerte en perros de diferentes partes del mundo, ¿pero que es síndrome hemolítico-urémico? Te lo explican desde la Universidad Cardenal Herrera Oria.

 

¿Qué es el HUS? 

El HUS, en inglés, es el síndrome hemolítico-urémico (SUH en español). Una enfermedad contagiosa caracterizada por la aparición rápida de síntomas gastrointestinales, hematológicos y renales causada por una toxina producida por la bacteria E. Coli.

Escherichia Coli es una bacteria patógena que se encuentra con frecuencia en alimentos contaminados y causa enfermedad en humanos como en animales. Hay una cepa más patógena de lo normal: la E. Coli productora de toxina Shiga o STEC. 

Esta toxina atraviesa la barrera endotelial, se une a los glóbulos rojos y circula hacia órganos diana como son los riñones, el cerebro o el tubo digestivo, produciendo la patología más destacada, el SUH, que se caracteriza por insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica y trombocitopenia.  

 

¿Cómo se transmite? 

Es una enfermedad importante en medicina humana y además es zoonótica. Puede transmitirse por el consumo de alimentos o por contacto estrecho con animales portadores.

 

¿Cuáles son los signos clínicos? 

Los perros con esta patología, en su exploración física están más decaídos, pueden mostrar síntomas gastrointestinales como vómitos, diarrea hemorrágica, anorexia y a continuación empeoran mostrando mucosas pálidas y fiebre. Un signo característico de esta enfermedad es que los perros dejan de producir orina u orinan muy poco, debido a una insuficiencia renal aguda. También pueden aparecer signos neurológicos.

Los signos clínicos típicos que se valoran mediante un análisis sanguíneo, incluyen anemia hemolítica, anemia microangiopática con presencia de esquistocitos, trombocitopenia, insuficiencia renal aguda.

 

Frotis sanguíneo de un perro con anemia hemolítica y esquistocitos

 

El diagnóstico definitivo se realiza mediante coprocultivo, hisopado rectal o PCR, pero debe hacerse lo antes posible porque la enfermedad progresa muy rápidamente.

 

Pero, ¿existe tratamiento?

El tratamiento veterinario es muy complicado, pero si se diagnostica a tiempo puede salvar la vida de tu mascota. El tratamiento es sintomático y el animal debe quedarse hospitalizado para administrarle todo el tratamiento intravenoso y llevar un control riguroso de todas las constantes vitales.

Es importante, si observas que tu animal empieza a tener estos síntomas, que consultes con tu veterinario. Al ser una enfermedad altamente contagiosa entre perros, pueden estar afectados varios perros de la misma zona geográfica al mismo tiempo.