La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda asumirá el 70% de los costes que implica la identificación de los animales de compañía de aquellas personas que se viesen afectadas por la crisis sanitaria de la covid-19, es decir, aquellos ciudadanos que sean responsables de un perro sin microchip y que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica situación de desempleo o afectado por un ERTE o que se había visto afectado por una reducción de jornada laboral, por motivo de cuidados de menores o mayores dependientes podrán dirigirse a uno de los 767 veterinarios de Galicia que pueden implantar este sistema de identificación.

Este es uno de los compromisos que se recoge en el convenio de colaboración firmado por la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y el el vicepresidente del Consejo Gallego de Colegios Veterinarios, Ricardo Vecillas, con el que se distribuirán de manera gratuita los elementos necesarios para la identificación y registro de los animales en el Registro gallego de animales de compañía (Regiac) entre los veterinarios autorizados (767 en Galicia) que voluntariamente deseen participar en la iniciativa para la especial identificación animal dirigida a aquellos propietarios que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica o afectados por una reducción de su jornada laboral.

Perros paseando

 

Al mismo tiempo, el convenio también prevé la elaboración de un protocolo de higiene y limpieza de los animales de compañía ante el COVID-19, para su implantación de los 31 centros de recogida de animales abandonados autorizados -que en la actualidad acogen a cerca de 5.000 animales-, además de prestar asesoramiento técnico a los responsables de estos centros para la instauración de dicho protocolo.

Según manifestó la conselleira de Medio Ambiente, se trata de un documento que incluye toda una serie de consejos y recomendaciones para ayudar a los profesionales pertenecientes a este colectivo, y que también puede aclarar dudas a los propietarios de las mascotas.

Ambas entidades consideran esencial el establecimiento de mecanismos para reactivar los procesos de adopción e identificación de animales domésticos, que se ven afectados a consecuencia de la situación económica y social derivada de la crisis sanitaria de la covid-19. El importe del convenio firmado esta mañana es de 35.000 euros.

Colaboración permanente

La firma de este convenio de colaboración es una muestra de la estrecha colaboración que la Consellería de Medio Ambiente y el Consejo Gallego de Colegios Veterinarios vienen manteniendo a lo largo de los años. Esta entidad representa a la profesión en el ámbito de la comunidad autónoma y viene desarrollando en los últimos años labores de asesoramiento y colaboración con la Xunta para la mejora de las actividades profesionales veterinarias.

En este sentido, Ángeles Vázquez subrayó el papel clave que tienen los colegios de veterinarios en la divulgación, educación y formación en materia de protección animal con el fin de potenciar e inculcar que una tenencia responsable es el mejor y principal instrumento para prever el abandono y el maltrato animal.

Así, en virtud de un convenio de colaboración firmado con la Consellería en 2016, el Consejo se encarga de la gestión y seguimiento del Registro Gallego de Identificación de Animales de Compañía y de Animales Potencialmente Peligrosos (REGIAC), en el que figuran cerca de 615.000 animales de compañía en la actualidad, y durante la tramitación de la Ley de Protección y Bienestar de los Animales de Compañía de Galicia, que entró en vigor en enero de 2018, su colaboración fue intensa y constructiva.