En tortugas, las fracturas del caparazón son urgencias frecuentes en los casos de la clínica.

Los atropellos, las caídas y las mordeduras de perro, son las causas más habituales. En muchos casos fracturas muy aparatosas, incluso con pérdida de fragmentos de caparazón y exposición al exterior de órganos internos, pueden curar sorprendentemente bien, aunque bien es cierto que la pérdida de sangre, afección de órganos vitales e infecciones secundarias pueden agravar el estado del animal. Lo más importante es acudir urgentemente al veterinario. 

Tortuga


Tras estabilizar al animal, en ocasiones durante días, se suele proceder a la reparación del caparazón mediante diferentes técnicas. En los casos menos severos se emplean resinas autopolimerizables e incluso se intenta reconstruir el dibujo del caparazón, sobre todo en animales que van a vivir en el exterior y se benefician de su camuflaje natural. Mira éste vídeo

Así que después de pasar por el taller de “art attack” ya pueden presumir de caparazón 😉

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos