La empresa ha recurrido la sanción interpuesta por el Ayuntamiento de Barcelona tras incluir en los anuncios de sus portales una casilla que permite publicar datos falsos

 

Milanuncios

 

El pasado octubre de 2019, después de tres años de denuncias por nuestra parte por anuncios ilegales de venta de animales, el Ayuntamiento de Barcelona abrió expediente sancionador a Schibsted Classified Media Spain S.L. (ahora Adevinta Spain S.L.U.), la empresa detrás de los portales Milanuncios y Vibbo.

El expediente conllevaba una sanción de 150.000€ y era la primera vez en España que se ponía en marcha un procedimiento administrativo para combatir el comercio ilegal de animales en internet.

Este mes de noviembre la empresa Adevinta Spain S.L.U. ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra la resolución del procedimiento sancionador incoado por el Ayuntamiento de Barcelona.

Al inicio del expediente sancionador además, el consistorio requirió a la empresa que retirara los anuncios de adquisición de animales de naturaleza distinta a la onerosa y los anuncios de particulares que no dispusieran de la licencia correspondiente de sus portales.

Pero lejos de dejar de fomentar el tráfico ilegal de animales y las estafas que se producen diariamente en estas ventas, desde Milanuncios y Vibbo lo único que se ha procedido a modificar es la inserción de una casilla donde los anunciantes deben incluir su número de núcleo zoológico, pero sin requerir o garantizar algún tipo de verificación al respecto. De hecho, a día de hoy, como resulta muy sencillo comprobar, la mayoría de los usuarios se inventan este número sin que esto afecte de ninguna manera a la publicación de su anuncio.

Desde FAADA llevamos años denunciando el tráfico de animales que se produce día tras día en estos portales, y es por ello, que la misma entidad se ha personado en el contencioso administrativo contra esta mercantil.

Muchos de los anuncios de transacciones con o sin lucro de animales en España a través de internet además de no acatar la normativa vigente, tampoco respetan las condiciones sanitarias, ni el bienestar animal. Consecuentemente, se ha producido y se sigue produciendo un flujo ilegal de venta de animales, sin ningún tipo de garantía ni para el animal ni para el comprador.

Diariamente, recibimos denuncias de compradores de animales de estos portales que adquieren cachorros que después fallecen por enfermedades víricas (parvovirus, moquillo, etc.) o tienen enfermedades genéticas de difícil recuperación, como por ejemplo displasia. Muchos de ellos provienen de países del este donde son criados en puppy mills y traídos aquí con una edad muy inferior a la legalmente establecida por ley.

De la misma manera, la facilidad con la que resulta posible vender animales en internet, promueve la cría sin control de animales por parte de particulares con el único objetivo de obtener beneficios económicos a costa de reducir al mínimo todos los gastos posibles, incluido los veterinarios.

La cría indiscriminada y este tipo de anuncios conllevan, obviamente, al abandono de un elevadísimo número de animales, que acaban siendo adquiridos por compradores irresponsables que no han reflexionado debidamente sobre las implicaciones de incorporar un animal a la familia.

Esto supone, además de un problema cada vez mayor de superpoblación, maltrato y abandono, repercusiones económicas al erario público, puesto que son las administraciones, por competencia, las responsables de asumir el coste de los animales que acaban en los centros de acogida.

Lejos de querer rectificar y poner fin a esta situación, la empresa Adevinta Spain S.L.U. sigue buscando la manera de eludir la ley con tanto de maximizar sus beneficios, sin preocuparse del destino de los miles de animales publicados en su portal. Porque para Milanuncios la vida de ellos es una sección más entre vehículos, aspiradoras o bolsos.

 

Fuente: FAADDA