Como todos los animales las serpientes no están exentas de desarrollar enfermedades. Actualmente hay algunas especies que han pasado a formar parte del hogar de muchas familias. Es muy importante que nuestra serpiente visite al veterinario de exóticos al menos una vez al año, para que nuestra «pequeña reptadora» se mantenga en un estado óptimo de salud, descartando así posibles dolencias o afecciones.

 

Pitón reticularis

Enfermedades más comunes en serpientes

Nuestras amigas reptantes pueden desarrollar algunas enfermedades y en casi todas ellas hay un común denominador: la mala higiene de su habitáculo. Otra de las causas más frecuentes tiene que ver con la humedad y la temperatura, por lo que es muy importante informarse según la especie de las condiciones medioambientales que debemos proveer a nuestra serpiente.

Estas son las enfermedades más frecuentes que podemos encontrar en ofidios:

Muda de la piel

Las serpientes mudan la cubierta más externa de la epidermis varias veces a lo largo de su vida. Durante este proceso los ofidios dejan de alimentarse y normalmente la muda vieja se desprende de una sola vez. Para ello suelen frotarse con algún elemento del terrario que les ayude en esta acción. Durante la muda es muy importante que tanto la humedad como la temperatura estén controladas, ya que una mala regulación de cualquiera de ellas puede dar como resultado una deshidratación de la exuvia (muda). Las mudas que no han sido completadas suelen incomodar al reptil y pueden alterar su comportamiento. Además suelen producir infecciones y/o problemas cutáneos, relacionado con ectoparásitos.

 

Muda de serpiente

Neumonía en serpientes

Hay varias causas por la que se puede presentar esta enfermedad. La temperatura inadecuada, así como una deficiente alimentación hace que las defensas de la serpientes vayan reduciéndose, con lo que los posibles virus, bacterias y hongos encuentran una puerta de entrada hacia el cuerpo de la serpiente. Las serpientes que presentan infecciones respiratorias pueden entrar en letargo, perder el apetito, tener secreciones nasales y respirar con la boca abierta, emitiendo una especie de silbido. Además pueden expulsar espuma por la boca que pueden prevenir de los bronquios.

Estomatitis infecciosa

Está relacionada con diferentes infecciones bacterianas, fúngicas y virales. Se presenta en forma de inflamación de las encías, lengua, paladar, labios y por extensión, al esófago, conjuntiva, globo ocular y pulmón. Una acumulación de pus en las encías y entre los dientes que puede derivar en la pérdida del diente. Es un proceso infeccioso que se extiende rápidamente. Las causas más frecuentes que podemos encontrar tienen que ver con deficiencias nutricionales, un ambiente inadecuado, traumatismo oral o infestación por ácaros.

Parásitos externos

Las serpientes, como otros animales, pueden verse perjudicadas por parásitos externos tales como las garrapatas o los ácaros. Ambas se alimentan de la sangre de la serpiente. En el caso de las garrapatas es más fácil identificarlas. Una infestación grande de ácaros pueden derivar en anemia. Además el animal se siente incómodo causándole irritación, estrés e inflamación.

Parásitos internos

Hay varios parásitos que pueden infectar a nuestra serpiente. Entre ellos podemos encontrar:

Protozoos

Viven en el interior de las serpientes. Son organismos unicelulares y pueden vivir en la sangre o en el sistema digestivo.

Amebiasis intestinal

Están producidos por una ameba y se contagia por consumir agua contaminada o alimentos en mal estado. Las serpientes presentan vómitos, las heces se tornan blanquecinas y pueden ir acompañadas de una especie de moco. También dejan de comer.

Coccidiosis

Es una infección muy contagiosa y va acompañada de una pérdida grande de peso de la serpiente. Hay que tener especial cuidado en la desinfección del terrario y de todos sus componentes.

Giardia, Trichomonas

Los síntomas más frecuentes son el vómito de alimentos y las heces acuosas y con sangre. Como en el caso anterior hay que desinfectar el terrario y todos sus accesorios.

Es absolutamente imprescindible seguir las recomendaciones veterinarias en la desparasitación periódica de las serpientes para evitar problemas futuros. 

 

Bibliografía

Webvets.com

Reptiles Paradais Sphynx

 

Autora: Antonia Villalba