Es un animal poco común en las casas, pequeño y curioso.

El degú es un roedor grande, en el que verás características de casi todos sus congéneres: emparentado con la cobaya y la chinchilla, se parece físicamente y en comportamiento al jerbo. También se asemeja en aspecto a la ardilla y su alimentación es similar a la de la chinchilla.

Una de las ventajas que  tiene este simpático peludo es que, a diferencia de la mayoría de los roedores, es un animal diurno. Además, en los meses de calor le verás durmiendo más horas.

Su media de edad es de 6 ó 7 años en cautividad.

Estos pequeños peludos viven en grupos de 1 ó 2 machos y 3-5 hembras. Estos clanes se juntan con otros, a su vez, formando colonias de hasta 100 ejemplares. Así que debes proporcionarle un amigo o amiga degú para que no se deprima.

 

¿Qué come el degú?

En estado salvaje los degúes se alimentan de hierba, granos, raíces, cortezas, flores, bulbos y frutos secos. Para tu degú se ha creado un alimento compuesto de hierbas, verduras y suplementos nutricionales que le aportará una dieta variada y equilibrada. Además, podemos darle tanto heno como quiera.

Su espacio

No te va a costar nada encontrar los materiales necesarios para el hábitat de tu degú: una jaula de varios niveles en los que puedas colocar ramas, escaleras y refugios para que se entretenga y se sienta protegido. Equípala con un área de recreo: con algún tubo y una gran rueda.

Acuérdate de ponerle un bebedero de plástico, los degúes no beben mucho pero siempre tienen que tener agua a su disposición. Por supuesto, el comedero para poder retirar fácilmente los restos de comida y tenga su rincón para comer.

Por último, un recipiente con arena para el baño, como su “prima” la Chinchilla se asea con arena. Sabes que todo esto puedes encontrarlo en nuestra tienda online.

Evita poner su jaula en una zona en la que solo del sol. Un poco de rayos UVA siempre vienen bien pero ahora que llega el buen tiempo deberemos controlar eso el tiempo de exposición al sol.

Comportamiento del degú

Este curioso animal se aburre con facilidad, así que te recomendamos que le aportes un montón de distracciones, sobre todo para cuando no estás en casa o no puedes atenderle.

comportamiento-deguVerás que tu degú adora saltar o escalar, pero también le gusta roer todo lo que está a su alcance así que vamos a proporcionarle material para esto, una gran labor que se toma muy en serio.

Son curiosas también la variedad de vocalizaciones que tiene. Te vas a sorprender de cómo va a transmitirte lo que siente: cuando “canta” indica que está contento; soltará unos sonidos estridentes y largos si tiene miedo; con gruñidos mientras come querrá decirte que no le molestes, y si emite sonidos discontinuos te estará transmitiendo su disconformidad por algo. Hablando del miedo, en Chile le conocen como el ratón cola de trompeta porque cuando se siente amenazado agita la cola al aire para distraer a sus enemigos.

Pasa tiempo con él (o ellos si cuidas a varios) al menos una vez al día. Juega con tu degú y con sus ramitas, sácale a que explore la habitación (siempre habiendo comprobado antes que no hay rincón inaccesible para ti) y enséñale algún truco u orden como que se suba a tus manos cuando le abras la jaula, premiándole cada vez que lo hace.

El degú es un roedor pacífico que se vuelve más sociable y confiado con la edad. comportamiento-degu-300x220

Autor: Noelia Gago                                            Web: www.mascoteros.es