Autor: Antonia Villalba

shiba-inu

HISTORIA

 

El Shiba Inu es una raza muy antigua, proveniente de Asia Meridional. Se dice   que sus ancestros ingresaron a Japón alrededor del año 7000 AC, junto a los primeros inmigrantes que llegaban a ese país y que, el hecho es que se hallaron huesos pertenecientes a este perro entre las ruinas de la época Jomon (500 a. C.).

Originalmente había tres variedades principales de Shiba; cada uno nombrada   para su región del origen. Aunque es similar, el Shiba de cada área contribuyó a las diferencias en el tipo de la raza que conocemos hoy. De los perros nativos japoneses originales, hay seis “razas distintas,” que se convirtieron en perros   de diferentes tallas. Son:

  • Talla Grande – El Akita
  • Talla Media – El Kishu, El Hokkaido, El Shikoku, Y Kai
  • Talla Pequeña – El Shiba

Al perro pequeño de la talla se ha llamado el Shiba desde épocas antiguas, con varias teorías rodeando el desarrollo de ese nombre. Una explicación popular es que la palabra Shiba significa “pequeño arbusto” y los perros fueron nombrados con ese nombre porque allí realizaban sus tareas de caza. Otra teoría es que el color rojo ardiente del Shiba es igual de que el color del otoño cuándo la broza sale. Una tercera conjetura se relaciona con un significado obsoleto del shiba de la palabra que refiere a su talla pequeña. Estas explicaciones se combinan a menudo y el Shiba se refiere como el “poco perro del arbusto”.

Como la mayoría de los perros japoneses, fue utilizado en sus orígenes para la caza en las montañas muy accidentadas y pobladas del centro del país. En estos bosques habitaba el faisán de montaña (el yamadori) y otras presas de plumas e incluso de pelo. Se dice que cazaba también zorros y corzos.

El hábitat del Shiba era el área montañosa frente al Mar del Japón y   fue utilizado como perro de caza de pequeños animales y aves. Existían ligeras diferencias en las razas de acuerdo con las áreas en donde eran criados.

A finales del siglo IX, los perros de muestra ingleses, Setters y Pointers, fueron introducidos en Japón. Inevitablemente, se mezclaron con los perros autóctonos,   el Shiba estuvo en peligro de desaparecer,  pero los letrados y los cazadores unieron sus esfuerzos para salvaguardar esta raza entre las mejores líneas puras, hacia finales de los años 20.

En 1934, se confeccionó un estándar y tres años más tarde, el Shiba se declaró   “monumento natural” y pasó a ser protegido por el gobierno. Aunque estuvo a punto de desaparecer a principios de la Segunda Guerra Mundial, hoy en día   se ha convertido en una de las razas más populares de Japón

Shiba-inu

El Shiba Inu no es un perro muy prolífico (3 ó 4 cachorros por camada), por   eso, su difusión es bastante lenta. Serán necesarios algunos años más.

ESTÁNDAR DE LA RAZA

Shiba-inu Grupo 5 – Perros de tipo spitz y de tipo primitivo. Sección 5 – spitz asiáticos   y razas semejantes. Sin pruebas de trabajo.

ASPECTO GENERAL

Perro pequeño, robusto y bien proporcionado. Cuello fuerte y bien musculado,   expresión atenta. Perro de movimientos rápidos y fáciles, la altura a la cruz   y la longitud debe tener una relación de 10:11. Es un perro muy activo, dócil  y leal para sus dueños.

CABEZA

Cráneo ancho, stop bien marcado presentando un ligero surco, chaflán recto,   trufa negra, hocico no muy largo, en punta y de tamaño moderado. Los labios deben estar bien unidos. Los dientes cierran en tijera y deben ser fuertes.  Los ojos pequeños y ligeramente triangulares, bien separados uno de otro y de   color marrón oscuro. Las orejas son triangulares, pequeñas y rectas, ligeramente   inclinadas hacia delante.

CUELLO

Debe ser fuerte y bien proporcionado en relación con el cuerpo y cabeza.

CUERPO

Dorso recto y corto, lomo derecho y sólido. A la altura de los riñones ancho  y musculoso. Pecho profundo, costillas ligeramente salidas y vientre bien recogido.

MIEMBROS ANTERIORES

Hombros moderadamente oblicuos.

MIEMBROS POSTERIORES

Los muslos son largos y las patas cortas pero bien desarrolladas

PIES

Con los dedos bien cerrados y muy curvos. Las almohadillas son duras y elásticas.   Las uñas son duras de preferencia oscuras.

COLA

De implantación alta, espesa y enroscada al dorso en forma de hoz. PELO Corto,   áspero y derecho; el subpelo es suave y denso. En la cola el pelo es ligeramente   más largo y direccionado.

COLOR

Rojo, negro y fuego (Black & Tan) y sésamo negro y rojo.

Definición de sésamo

  • Sésamo: Mezcla por igual de pelos blancos y negros.
  • Sésamo negro: Más pelos negros que blancos.
  • Sésamo rojo: Fondo de manto rojo mezclado con pelo negro.

Todos los colores arriba citados deben presentar el “URAGIRO”. El “uragiro” es pelo blanco en las partes laterales del hocico sobre los mofletes, debajo del maxilar, sobre la garganta, pecho y vientre, por la parte inferior de la   cola y la parte interna de los miembros.

MOVIMIENTO

Paso ligero y rápido.

TAMAÑO

Macho – 40 cm.

Hembra – 37 cm.

Se tolera 1’5 cm por arriba o por abajo de la estatura

DEFECTOS

Todo lo que se diferencie de lo expuesto anteriormente se puede considerar como defecto que será penalizado en función de su gravedad.

  • Perros miedosos.
  • Machos afeminados y hembras masculinizadas.
  • Prognatismo inferior y superior.
  • Falta de dientes en gran número.

DEFECTOS ELIMINATORIOS

  • Orejas no rectas.
  • Cola caída o corta.
  • Los machos deben tener los testículos de apariencia normal y completamente     descendidos en el escroto.

Carácter

Es francamente una raza irresistible. Son muy juguetones, se entretienen con   cualquier cosa que encuentren, desde un papel, una pinza de la ropa o su pelota   favorita. Siempre están tramando algo, y lo expresan muy significativamente. Al mismo tiempo está raza por los gestos que realiza yo diría   que tienen algo felino. Son sigilosos sí desean algo (sobretodo sí está prohibido), alborotadores cuándo quieren algo y sobre todo extremadamente inteligentes. Son perros que tienen la dignidad muy alta y no se les hace cambiar de opinión de cualquier modo, hay que convencerles   de ello.

El shiba es un perro que recuerda exactamente cómo están distribuidas las cosas en su hogar o en el parque y sí en algún momento algo cambia nos hará saber a través de su ladrido característico   que algo ha cambiado o está mal colocado.

Cuándo un shiba te mira con esos ojitos brillantes y con esa carita dulce, quedas cautivado de por vida por esta raza.

Alimentación

Son perros o muy glotones o muy poco comilones. Su dieta es la normal; pienso   de cachorros hasta el año y medio y a partir de ahí pienso de adultos. De un pienso de buena calidad “gama alta” debemos echarles de 115 a 150 gr. y de uno   de gama media de 200 a 300 gr.

Salud

Son perros muy fuertes y resistentes a las enfermedades. Debemos vacunarles   de moquillo, parvovirosis, coronavirus, y rabia. Las desparasitaciones internas  se realizarán cada tres meses. (Esto es común para todas las razas caninas).

Presentación en el ring

Debemos de enseñarle a moverse con soltura, eso significa andar deprisa, nunca   correr para así poder ver el movimiento.

Shiba-inu

¿Cómo elegir un buen cachorro de shiba-inu?

Es importantísimo que a la hora que a la hora de llamarle no muestre miedo, ni sea tímido, sea juguetón y vivaracho. Que ande correctamente, no se muestre   cansino, tenga los ojos limpios y la orejas, y por supuesto la recomendación es acudir a un buen criador o tienda especializada de confianza.

La eterna pregunta, ¿macho o hembra?

Es una raza en la que el mando lo tienen las hembras. Ellas suelen salirse siempre con la suya.

Los machos llegados a la edad adulta suelen mostrarse fuera de su hogar, muy   protectores con las hembras, y entonces se vuelven más nerviosos, inquietos  y con el rango de superioridad (líder) más acentuado que las hembras; pero en  el hogar quién manda es la hembra. Sí hay perras en celo en su proximidad   y el macho sabe donde están y está suelto, podremos entonces empezar  a hacer footing tras él.

Son perros que se muestran muy buenos con los niños, pero cuándo un shiba dice que ha terminado de jugar es que se ha acabado. Tanto los machos como las hembras son extremadamente mimosos. El celo en las hembras suele presentarse cada seis u ocho meses, y son muy limpias.

Educación

Sí queremos un perro que nos obedezca al cien por cien cuándo le demos una orden, entonces el shiba no es nuestra raza. Con paciencia podemos   enseñarle ordenes pero no en más de diez minutos diarios porque   se aburre y entonces ya no es divertido para él y simplemente pasa. Debemos   procurar que desde pequeño éste suelto en el parque o en su lugar de esparcimiento y que se relacione con otros perros, ésto es importantísimo porque llegado a la edad madura tendrá buenas relaciones con toda la comunidad, de lo contrario será el chulito del barrio.

En cuánto a la llamada premiarle con golosinas y caricias, al principio   de su etapa de entrenamiento. No regañarle severamente porque se acordará perfectamente del castigo inpuesto y no querrá ir. Son perros dotados de una memoria digna de un elefante y no son fáciles de engañar porque son muy inteligentes y nada fanfarrones.