Mina del Himalaya.

 

Nombre común: Miná del Himalaya

Nombre científico: Gracula religiosa.

 

 

Características

Animal perteneciente a la familia de los Estúrnidos, mide alrededor de los 25 cm. de longitud. Plumaje color negro con destellos de diversas tonalidades. Presenta lóbulos de piel desnuda debajo de los ojos y a los lados de las cara, que se unen hacia la espalda. El patrón de forma y color de los lóbulos varia de una subespecie a otra. Ojos castaños, pico y patas de color naranja.
Son aves que viven entre los 10 y los 14 años, aunque se han dado casos de pájaros que han llegado a vivir en torno a los 27 años; estamos hablando de casos excepcionales. Son los mejores imitadores que existen, pudiendo aprender una gran variedad de palabras, frases o sonidos, que repetirá con voz clara y con una similitud asombrosa, y lo que es más, realizarán sus repeticiones en cualquier lugar y ante cualquier persona a diferencia de los loros. Los minás que mejor “hablan” son aquellos que han sido criados a mano.
No existen diferencias entre machos y hembras atendiendo a su aspecto externo. Para diferenciar ambos sexos deberíamos recurrir a una endoscopia o al sexado del animal mediante el análisis de su ADN. volver al principio
En la naturaleza habita bosques y selvas en las proximidades de cursos de agua. También podemos encontrarles en plantaciones de frutales, café y té, y en manglares Forma grandes bandadas que se desplazan de un lugar a otro en busca de comida.
Existen 12 subespecies de miná, que son bastante similares, siendo las diferencias entre ellas, en algunos casos, únicamente el área de distribución de la subespecie en concreto. Las más importantes y fáciles de conseguir en los comercios especializados sonGracula religiosa intermedia y Gracula religiosa religiosa. Estas especies, además son las que mejor imitan. La Gracula religiosa indica también fue muy popular durante una época, pero perdió interés ya que era peor imitadora que las subespecies anteriormente mencionadas. Otras subespecies son:G. r. Ptilogenys, G. r. Andamanensis, G. r. Palawanensis, G. r. Enggano, G. r. Peninsularis, G. r. Batuensis, G. r. Venerata, G. r. Mertensi y G. r. Robusta.

Foto propiedad de: tiendademascotas.org
Foto propiedad de: tiendademascotas.org

Durante la época de cría, que va de abril a junio, los minás forman parejas que se mantendrán unidas durante toda la vida. Abandonan las bandadas, buscan árboles huecos donde nidificar y se disponen a la cría. La puesta se compone de dos a tres huevos de color turquesa con motas marrones, que son incubados por la hembra durante un periodo aproximado de catorce días. Durante la primera semana de vida los pollos, son alimentados por ambos progenitores a base de insectos, añadiendo a la dieta de las crías fruta a partir de que éstas cumplan la semana de edad. A las cuatro o cinco semanas los pollos abandonan el nido y aprenden a volar rápidamente, pero siguen siendo alimentados por sus padres. A partir del momento en que aprenden a alimentarse por ellos mismos, los pequeños minás alcanzan la independencia y son rechazados por sus progenitores. Esto ocurre a los dos meses de edad aproximadamente. Los lóbulos de piel en los inmaduros presentan un color amarillo pálido, y van tomando un color más brillante conforme el pájaro se acerca a su madurez. Al llegar a la madurez sexual los lóbulos se comienzan a hinchar, un lado primero y luego el otro, o los dos a la vez, tomando, a veces, una tonalidad rojiza. Los pliegues de la parte de la nuca crecen continuamente de año en año.
Estos pájaros no resultan fáciles de criar en cautividad.

Distribución

Asia sudoriental e Indonesia.Es más frecuente en Sri Lanka, y puede ser encontrado también en India, China y en islas del Sudeste Asiático.

Alojamiento

Es un ave principalmente de jaula, y aunque no tiene una necesidad tan acuciante como las psitácidas de salir de ella, es muy recomendable que la dejemos darse una vuelta por la casa todos los días como mínimo media hora. El ave lo agradecerá y nosotros comprobaremos lo cariñosa que puede llegar a ser. Las dimensiones mínimas aconsejadas para la jaula son de 90 cm. de longitud, por 55 cm. de anchura y altura aunque cuanto más grande sea el alojamiento más se podrá ejercitar nuestro miná. Al ser aves gregarias seria conveniente mantener en la misma jaula dos ejemplares para que se hagan compañía mutua.
Si tenemos la posibilidad de instalar un aviario lo ideal sería mantener a más de dos minás en las mismas instalaciones.
La jaula contará con un bebedero, un comedero que limpiaremos a diario y rellenaremos con comida fresca, y dos perchas a distintas alturas en ambos extremos de la jaula. El alojamiento se limpiará a conciencia al menos una vez por semana.

Alimentación

Son principalmente frugívoros, aunque dentro de la dieta de estos pájaros también podemos encontrar pequeños insectos, larvas, gusanos e incluso pequeños reptiles.
Comen peras, manzanas, plátanos, melón, melocotón, mango, papaya, ciruelas y guayabas, entre otras frutas. La fruta que podemos encontrar en conserva puede ser una opción de alimentación de tipo ocasional; la fruta fresca es irremplazable.
En pequeñas cantidades también les podemos suministrar uvas, higos, cerezas, albaricoque, vaccinio, pasas y fresas. Evitar la piña y la naranja debido a su gran acidez Los zumos de manzana, de albaricoque, pera, guayaba, papaya y plátano pueden suministrase también de manera muy ocasional.
Los vegetales forman parte de su dieta. Entre éstos podemos destacar las patatas, siempre cocinadas (al horno o en puré), guisantes en cantidad limitada, maíz en conserva o congelado, arroz cocido y pasta. Para aves que requieren un aporte especial de proteínas podemos alimentarlas con carne de pescado, pollo, pavo y huevos cocidos (todo ello troceado). Las judías y guisantes son también una buena fuente de proteínas.
Los piensos específicos para minás, son una buena solución para mantener una dieta equilibrada para nuestra ave o para completar las posibles deficiencias alimentarias que podamos causar al pájaro al no darle una dieta completa.
El alimento vivo, como insectos, larvas y gusanos de todo tipo que podemos dar a nuestras mascotas, tienen que ser puestos a disposición de los minás muy de vez en cuando excepto en época de cría, en la que el suministro de este tipo de alimentos para la comida de los pollos incrementa su consumo, pero siempre hay que recordar que hay que suministrarlos con moderación.
No debemos darles ninguna clase de semillas y en menor medida semillas de manzana que resultan tóxicas para los minás. Los huesos y pepitas de las frutas tienen que ser extraídos.
Es de suma importancia controlar los niveles de hierro en la dieta de estos pájaros, así como la prohibición expresa de darle al animal frutas ácidas. Todo ello podría acabar con la vida de nuestras mascotas.