Aunque para los que trabajamos en conservación, no haya demasiada diferencia entre un día u otro, hoy, de manera “oficial” se celebra el #DíaMundialDelMedioAmbiente y toma especial relevancia, además, la conservación de la #Biodiversidad y sus #HábitatsNaturales en plena época de pandemia global por el Coronavirus COVID-19 que estamos viviendo, ocasionada de manera directa e indirecta, por enormes e insostenibles desequilibrios ecosistémicos de origen antrópico. Como muestran muchos estudios científicos e informes de diferentes organismos, la protección del Medio Ambiente y la conservación de los sistemas ecológicos naturales terrestres, acuáticos y aéreos, es la medida más eficaz de prevención y defensa ante futuras pandemias.

Amazona Amazónica
Los Psittacoidea (loros, guacamayos, cacatúas, cotorras, periquitos, etc.) son de los grupos animales más traficados en el mundo, algunas de sus especies están en grave peligro de extinción, otras, “invaden” ecosistemas foráneos tras ser adquiridas como mascotas y posteriormente abandonadas. En la imagen, un gran jaulón con loras amazónicas “Amazona amazonica”, una de las especies más comúnmente comerciadas, en las instalaciones de un conocido tratante colombiano.

Se estima que, en menos de 10 años, de continuar la dinámica actual de destrucción de Hábitats Naturales, amenazas a la Biodiversidad y Extinción, el 25% de especies, a nivel mundial, habrá desaparecido. El tráfico de estas especies de fauna y flora es un negocio muy lucrativo, similar en cifras al tráfico de drogas, armas o personas, pero mucho menos perseguido y sancionado en todo el mundo, a pesar de que mueve entre 8-20.000 millones de €/año. Este tráfico legal e ilegal, con fines comerciales (gastronómicos, “médicos”, mascotas, etc.) sitúa al borde de la extinción a miles de especies de animales y plantas y junto con la fragmentación y destrucción de Hábitats Naturales son las principales causas de pérdida de Biodiversidad a nivel global. Además, como se ha podido ver durante esta pandemia global que estamos padeciendo y otras precedentes, ponen en grave peligro nuestra propia salud a corto plazo y podrían comprometer la propia supervivencia de la especie humana en el futuro, al fin y al cabo, solo una más en los ecosistemas que está alterando y destruyendo.

Fotografía: Los Psittacoidea (loros, guacamayos, cacatúas, cotorras, periquitos, etc.) son de los grupos animales más traficados en el mundo, algunas de sus especies están en grave peligro de extinción, otras, “invaden” ecosistemas foráneos tras ser adquiridas como mascotas y posteriormente abandonadas. En la imagen, un gran jaulón con loras amazónicas “Amazona amazonica”, una de las especies más comúnmente comerciadas, en las instalaciones de un conocido tratante colombiano.

 

Autor: Angel M. Sánchez                                          Web: Censo Lobo Ibérico

Publicación original en: Linkedin