Sí tu en invierno tomas zumo de naranja, comes cosas calentitas, te abrigas para no pasar frío, te vacunas de la gripe, llegas a casa y te espera una buena calefacción donde sentir el calor del hogar, entonces ¿crees que tú perro necesita unos cuidados especiales en invierno? La respuesta es sí. En este artículo vamos a ver que es lo que necesitas hacer para que tu amigo peludo esté totalmente saludable en esta estación.

 

Pastor australiano

Cuidados del perro en el invierno

Durante esta estación, hay algunos cuidados extras que debemos proporcionar a nuestro perro si queremos evitar los sobresaltos dignos de esta temporada. No todos los perros están preparados para el frío. Aunque hay razas a las que les encanta por su origen tales como Malamute de Alaska, Samoyedo, Husky Siberiano, Montaña del Pirineo, etc. los hay que no lo soportan como el Chihuahua, Chino Crestado, Galgos, Pitbull… Sí tenemos un peludín mestizo dependerá de su manto de pelo el que soporte más o menos el frío.

Husky

El frío y la temperatura ambiente

Sobretodo tenemos que evitar los cambios bruscos de temperatura, por muy buen abrigo que tenga nuestro peludo no está exento de resfriarse. Si estamos en nuestra casa a 24ºC y en el exterior estamos a 5ºC  la diferencia de temperatura es considerable para pasear con nuestro perro. Hemos de aclimatar en la parte más fría de la casa a nuestro chico peludo antes de salir a la calle. Por otro lado es recomendable estar siempre en movimiento, es decir si ya es peligroso de por sí dejar a nuestro peludo atado mientras hacemos la compra en el exterior del establecimiento, (acción nada recomendable) ahora lo es más ya que durante el tiempo que nos está esperando a la intemperie puede significar enfriarse y constiparse. Así que a moverse toca, nada de estar parados.

Para los cachorros y perros mayores debemos de prestar especial cuidado en que no se resfríen. En los viejitos los estados de artritis y artrosis se suelen agravar por eso en nuestra clínica veterinaria de confianza le pondrán un tratamiento para que los dolores que causan está enfermedad no se vean aumentados por el frío.

Sí nuestro perro es de pelo corto sentirá más los rigores del frío, por lo que debemos de proveerle de una prenda suficientemente cálida para que se sienta cómodo.

Perros invierno

Lluvia y frío

Es recomendable sacar a nuestro perro con un impermeable de los que podemos encontrar en el mercado y secarle inmediatamente las partes de su cuerpo que hayan estado expuestas a la lluvia. Las precipitaciones y el frío propiamente dicho son el cocktail perfecto para que nuestro perro se resfrie.

Nieve y frío

¿A quién lo le gusta ir a la nieve con el peludo y disfrutar de un maravilloso día? La respuesta seguro que es afirmativa pero si nosotros vamos a la nieve y nos vestimos para la ocasión ellos no pueden ser menos. Es aconsejable comprar botas antideslizantes de venta en tiendas y establecimientos especiales en el sector específicamente para caminar, correr y saltar por la nieve. Las almohadillas de los perros son extremadamente sensibles y con el frío y la humedad pueden lastimarse y lacerarse con pequeñas fisuras muy dolorosas. Otro accesorio recomendable es un arnés o collar reflectante para tener localizado a nuestro amigo en todo momento y si disponemos de un gps perruno mucho mejor.

Visita al veterinario

Realizar un chequeo a tu peludo en esta época, desparasitar tanto interna como externamente y seguir el calendario de vacunación que nos haya marcado nuestro veterinario es de vital importancia.

Ten presente que las vacunas para perros son la mejor opción para prevenir algunas de las enfermedades más importantes y contagiosas que bien pueden ponen en riesgo la salud de nuestro can, causando incluso la muerte, así que por favor no te saltes ninguna dosis. Recuerda la prevención lo es todo.

Vete

 

Por otro lado en esta época del año habrá que proporcionar una ingesta superior de comida con grasas saludables ya que se queman más calorías. Esto adquiere gran trascendencia en los perros que viven en el exterior de las casas por eso el profesional nos indicará cual es la mejor alimentación que podemos ofrecer en estos casos. Nuestro perro siempre tendrá que tener agua fresca a su disposición tanto fuera como dentro del hogar. Si el peludo no vive dentro de casa es vital que tenga una caseta para resguardarse que esté aislada del suelo y que no le entre frío por ninguna parte.

 

Perros exterior

 

Si notas que tu perro tiene en la piel ampollas o úlceras, la piel de las almohadillas y de los dedos se desescaman, tiene cristales de hielo en la trufa o en las orejas, la piel está azul oscura, tiembla, presenta dificultad al respirar, etc. no dudes en salir corriendo a tu veterinario porque tu perro presenta síntomas de congelamiento. En el centro veterinario u hospital evaluaran los daños y el tratamiento que necesita tu perro.

 

Autora: Antonia Villalba