¿Cuales son los perros de raza preferidos por los españoles?

¿Cuales son los perros de raza preferidos por los españoles?

¿Cuáles son los perros de raza más solicitados por los españoles? Según los datos de la Real Sociedad Canina de España (RSCE), los perros de raza que más triunfaron entre los españoles en 2021 fueron, por este orden, el pastor alemán, el setter inglés, el labrador y el caniche.

Les siguen el chihuahua, el golden retriever, el bichón maltés, el spitz, el perro de agua español -única raza nacional autóctona en el top-ten- y el schnauzer miniatura. Así lo establecen el Libro de Orígenes Español (LOE) y el Registro de Razas Caninas (RRC) de la RSCE, que lleva trabajando desde hace más de cien años por el bienestar de los perros y que celebrará del 23 al 26 de junio en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), el certamen canino más importante a nivel internacional.

#1 Pastor alemán, de perro de pastoreo a ser el más solicitado

A pesar de su celebridad, es una raza bastante nueva al ser reconocida por primera vez en 1899. La multifuncionalidad del pastor alemán, que repite primer puesto, es asombrosa: de perro de pastoreo ha evolucionado a perro guía, perro policía o guardián, hasta finalmente convertirse en el can de compañía más solicitado. Inagotable capacidad de entrenamiento.

#2 Setter inglés, la belleza del cazador de presas

La raza desarrollada en Inglaterra a lo largo del siglo XIX ha dado lugar a dos clases de setter inglés: la que acude a exhibiciones de belleza y la que trabaja en el campo. Piel moteada y pelaje compuesto de una capa larga y sedosa. Su especialidad es la búsqueda de presas de caza en campo abierto. Es la segunda raza canina más inscrita en España, y recorta distancias en el último año con el pastor alemán.

#3 Labrador, colaborador y apacible

Quien sí sube un puesto es el labrador. Originario de Canadá pero desarrollado como raza en Inglaterra, actualmente es una de las razas más populares a nivel mundial. Un adiestramiento adecuado puede dar lugar a un animal talentoso al servicio de, por ejemplo, funciones policiales. La raza fue reconocida por el Kennel Club de Reino Unido en 1903. Vale para casi todo pero no es un perro guardián, ya que carece de agresividad. Su carácter es extremadamente sociable.

#4 Caniche, atento, juguetón y activo

Originarios de Francia, los caniches eran la raza de la nobleza hasta el siglo XV, cuando se fueron paulatinamente popularizando entre todas las clases. Inicialmente su funcionalidad era la de perro cobrador de aguas para la caza. Y de hecho, el origen de sus famosos pompones es proteger las partes más sensibles del perro como las articulaciones o el pecho contra el frío y el agua. Son perros atentos, juguetones y activos. Es el que más escala puestos en la tabla de un año a otro, del séptimo al cuarto puesto entre los más solicitados.

#5 Chihuahua, inteligente y urbanita

Originario de México, del estado que lleva su nombre, es también conocido como chihuahueño. Es la raza más pequeña del mundo y esto es, a la vez, motivo de su fama pero puede ser también la causa de algunos problemas de salud si no se recurre a criadores responsables. No es consciente de su tamaño y no tiene miedo en hacer frente a perros mucho mayores, por lo que es importante educarlo adecuadamente. Se adaptan a cualquier entorno, entre ellos la gran ciudad. Es una de las razas más longevas, dándose casos de perros que llegan a los 20 años. Cae dos puestos.

#6 Golden retriever, amigable y tranquilo incluso con extraños

Se trata de una raza de origen escocés desarrollada a mediados del siglo XIX a partir de cruces de distintas razas de caza: la clase alta escocesa necesitaba un perro que pudiera recoger las aves de la tierra y del agua en las Tierras Altas, llenas de lagos. Carentes de toda hostilidad, los golden retriever son amigables y tranquilos incluso con extraños. La falta de agresividad les hace no ser recomendables como perros guardianes, pero muy útiles para criarse junto a niños. Se mantiene en sexto lugar, como en 2020.

#7 Bichón maltés, perfecto guardián de la casa

Una de las razas más populares. Pertenece a la familia de los pichones, aunque su origen es poco claro y suele situarse hace dos milenios en la cuenca mediterránea, vinculado a los fenicios. Su pelaje denso y brillante, la textura sedosa y el color blanco inmaculado, le confieren una belleza especial. Es un perro ideal de compañía y perfecto guardián de la casa, lo que le hará dar la voz de alarma ante cualquier visita imprevista.

#8 Pomerania, pelaje único que siente devoción por los humanos

Una popular raza canina originaria de Pomerania (Alemania y Polonia). Posee dos capas de pelo, distintivo de su gran belleza: una corta y lanuda que sirve para resguardarlos de las inclemencias, y otra formada de pelo liso y largo. La cabeza parece la de un zorro. Pero lo más apreciado es su carácter: siempre alegre, siente verdadera devoción por los humanos. En 1870 fue reconocida como raza canina por el Kennel Club inglés.

#9 Perro de agua español, atlético, alegre y leal

Otra raza que repite posición. El perro de agua español fue reconocido oficialmente por la RSCE y el Ministerio de Agricultura hace casi cuatro décadas, en 1983, pero su origen se remonta muchos siglos atrás. Hay constancia de esta raza en zonas de Andalucía desde hace unos 1.000 años. Su pelaje lanudo le da unas características muy singulares. Es atlético, alegre y leal. Y, por todas estas cualidades y muchas más, de cara al próximo Mundial de Fútbol que se celebrará en diciembre en Qatar, un ejemplar de perro de agua español llamado Musa será la mascota oficial de la selección nacional.

#10 Schnauzer miniatura, siempre alerta

Cae un puesto, del noveno al décimo, obtenido en 2020 como perro de raza más solicitado. Es una raza criada en Europa Central durante siglos, particularmente en Alemania, como prueba una estatua del siglo XVI en Stuttgart en la que aparece un vigilante nocturno acompañado de un inconfundible schnauzer miniatura. Fue una raza muy popular y recurrida en las granjas pero despreciada durante mucho tiempo por la nobleza. Ágiles, amistosos y desconfiados, su carácter, siempre en alerta, requiere de entrenamiento para que lleguen a aceptar a perros «extraños» y puedan bajar la guardia.