La Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados ha aprobado la necesaria reforma del Código Civil, recogiendo gran parte de las propuestas de enmienda elaboradas por INTERcids y promovidas por la Asociación Parlamentaria de Defensa de los Derechos de los Animales, APDDA.

El Código Civil reconoce a los animales como seres sintientes, una calificación que ya contempla el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea desde el año 2009.

La votación de la Comisión de Justicia, reunida con capacidad legislativa plena en sesión de 5 de octubre de 2021, ha dado como resultado la aprobación de importantes modificaciones al Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Gracias a estas reformas, los animales recibirán tratamiento distinto al de los bienes, atendiendo a su condición de seres sintientes y a la necesidad de garantizar su protección cuando se trata de tomar decisiones que les afecten.

 

Perro y niña

 

Relevancia de las propuestas aprobadas

INTERcids, Operadores Jurídicos por los Animales, asociación que agrupa a profesionales de la judicatura, ministerio fiscal, abogacía, procuraduría y fuerzas de seguridad, ha mostrado su satisfacción por las mejoras que se han ido introduciendo en el texto que finalmente ha sido aprobado, y en el que se han recogido más de una veintena de las propuestas de enmiendas que fueron trasladadas por este colectivo.

Estas modificaciones, que ahora deberán recibir el visto bueno del Senado, permitirán, entre otras cuestiones:

–    adecuar la terminología que «cosificaba» a los animales, suprimiendo aquellos términos que son propios de los bienes muebles;
–    reconocer a los animales un tratamiento diferente al de las cosas, no solo respecto a sus propietarios, sino también a quienes los tengan temporalmente a su cargo;
–    garantizar el bienestar de los animales que pueden encontrarse en situación de desamparo tras el fallecimiento de su responsable;
–    proteger al animal con independencia de quién ostente la titularidad formal sobre él;
–    adecuar las normas del Código Civil sobre animales perdidos y abandonados a la realidad actual y al resto del ordenamiento jurídico;
–    fortalecer el derecho de quien cuida a un animal herido o abandonado a ser resarcido por todos los gastos derivados de su situación de vulnerabilidad;
–    reconocer el daño moral que para quien convive con un animal supone, no solo su daño físico, sino también su sufrimiento;
–    introducir la responsabilidad del vendedor de un animal frente al comprador en los casos previstos.

Un trabajo de años

El texto de la proposición de ley que inició su tramitación el pasado mes de abril ya incluía gran parte de las propuestas que habían sido promovidas por INTERcids, en colaboración con APDDA en la tramitación de la pasada legislatura. En la sesión de hoy, el Congreso de los Diputados ha aprobado definitivamente este texto, añadiendo otras de las propuestas de enmienda que también habían sido presentadas por este colectivo.

Así, por ejemplo, la inclusión de los animales en los artículos relativos a las sucesiones era una reivindicación de INTERcids desde 2018, apoyada por colegios de la abogacía, asociaciones de juristas y profesionales del Derecho de toda España, y que finalmente ha sido aprobada.

«Esta modificación era necesaria para garantizar la protección de aquellos animales que, tras el fallecimiento de quien los cuida, pueden quedar en situación de desamparo, de la misma manera que contemplan criterios de protección para los animales implicados en separaciones o divorcios» apunta la abogada María González Lacabex.

Asimismo, desde INTERcids aplauden la aprobación de una enmienda de gran relevancia, por la cual el Código Civil reconoce la relación existente entre el maltrato animal y la violencia ejercida contra los seres humanos, concretamente para la protección de menores. Se trata de una propuesta realizada por la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos (CoPPA), que consiste en que se pueda denegar la guarda de hijos e hijas a aquel progenitor que haya incurrido en maltrato a los animales de compañía, con el fin de proteger a las y los menores de este tipo de violencia psicológica y emocional.

«Este texto es el resultado del trabajo iniciado hace ya cuatro años, que ha supuesto un cambio de estatuto jurídico de los animales en el Código Civil, que estarán mejor protegidos legalmente. Desde el equipo jurídico de INTERcids agradecemos a los grupos parlamentarios que han contribuido a la aprobación de esta importante reforma«, manifiesta Anna Mulà, vicepresidenta de la entidad, en representación de este colectivo.