En una sentencia histórica, los condenados por maltrato animal y por la muerte de más de 6.000 beagles en sus instalaciones por falta de asistencia veterinaria, se enfrentan a penas de entre un año y un año y medio de prisión así como la suspensión de su actividad durante dos años.

La Corte Penal de Brescia condenaba el pasado 23 de enero a tres de los cuatro acusados en el caso de los perros Beagle del criadero para experimentación Green Hill, cuyas instalaciones permanecen cerradas de forma preventiva desde el verano de 2012.

En una sentencia histórica, los condenados por maltrato animal y por la muerte de más de 6.000 beagles en sus instalaciones por falta de asistencia veterinaria, se enfrentan a penas de entre un año y un año y medio de prisión así como la suspensión de su actividad durante dos años.

Las organizaciones en defensa de los animales que han trabajado durante años en distintas campañas reclamando el cierre de este criadero de perros para su posterior venta a laboratorios de experimentación, celebran esta victoria aunque les resulta insuficiente, además, temen el recurso de los acusados y por tanto una posible demora en el proceso.

El pasado 28 de abril de 2012, tuvo lugar uno de los hitos más destacados de la lucha del movimiento en defensa de los animales en Italia contra Green Hill, cuando centenares de manifestantes lograron acceder a las instalaciones para rescatar a más de 70 animales dejando. La imagen de un cachorro de Beagle atravesando el alambre de espino de las instalaciones ayudado por decenas de personas, dio la vuelta al mundo convirtiéndose en un símbolo contra la experimentación animal.

Desde Igualdad Animal celebramos este gran paso esperando que siente precedente y felicitamos a las organizaciones y activistas que están llevando a cabo este proceso en defensa de los animales.

 

 

Autor: www.igualdadanimal.org