Clown Fish Swimming

¿Tienes una pecera o un acuario? Si es así, seguro que sientes curiosidad por conocer la forma de reproducción y gestación de tus peces en estos interesantes mundos acuáticos. Respecto a la reproducción de los peces, te avanzamos que la mayoría de las especies se caracterizan por la fecundación externa y la reproducción ovípara. ¿Qué significa esto? No te vayas, que te lo explicamos enseguida.

Peces ovíparos y vivíparos

Los peces hembra pueden tener crías de dos formas diferentes y esto puedes observarlo en tu pecera o acuario. Unos peces hembra esconden o entierran sus huevos entre las plantas o en la tierra, a la espera de que un pez macho disemine su esperma sobre ellos y los fecunde. En cambio otras hembras quedan preñadas y paren cual mamíferos.

Si quieres saber si tu pez está preñada, primero debes tener claro si es de las que se reproducen mediante huevos (ovíparos) o paren sus crías (vivíparos).

1. Ovíparos:

Su fertilización es externa, pues estos peces expulsan los huevos al medio en el que habitan. Las hembras pueden hacer la puesta de distintas formas, después de haber sido estimuladas por el pez macho para que ponga los huevos, que son pequeños y gelatinosos.

Consejos:

  • Lo ideal es que el desove se haga en un acuario aparte para evitar que sean depredados por otros peces o incluso por los propios padres.
  • Colocar canicas en el fondo del acuario es una buena estrategia para proteger los huevos de la depredación, ya que éstos se cuelan entre los huecos donde quedan resguardados.
  • También es efectivo colocar una red en la mitad del acuario para crear una zona de seguridad para las futuras crías.

2. Vivíparos:

Su fertilización es interna. Los machos vivíparos transfieren sus espermatozoides a la hembra, gracias a que poseen una modificación de sus aletas ventrales en forma de órgano copulador. Las hembras forman los huevos en su interior y luego se aparean con los machos. En uno o dos meses los huevos se transforman en peces y las madres paren a sus crías como juveniles, formados completamente. Las crías recién nacidas son capaces de nadar libremente sin necesitar el cuidado de los padres.

Curiosidades:

  • Lebistes, xifos, platys y mollys son las especies vivíparas habituales en los acuarios.
  • Las crías de los peces vivíparos son más grandes que los alevines de los ovíparos.
  • El mayor tamaño de las crías de los vivíparos les supone una ventaja para sobrevivir del ataque de otros peces del acuario.
  • Los juveniles son más fáciles de criar y alimentar que los alevines nacidos de la puesta de huevos de los ovíparos.

¿Cómo diferenciar físicamente los machos de las hembras?

Conocer el sexo de nuestro pez es importante para entender su comportamiento, por ejemplo, saber si dos peces se pelean o, por el contrario muestran su idilio bajo el agua.

  • Los cambios fisiológicos de las hembras se pueden percibir observándolos diariamente.
  • Si la hembra está preñada, ganará en volumen y veremos un bulto debajo de su abdomen, son los huevos que van creciendo en su interior.
  • El color es una buena guía para saber si tenemos un pez macho o hembra.
  • Las hembras muestran un indicio de preñez de color rojo brillante o negro en el abdomen, son los ojos de los alevines.
  • Los peces macho vivíparos suelen tener un color más definido y brillante que las hembras.
  • Los vivíparos macho muestran su aleta anal larga y estrecha en el lado inferior de la cola.
  • Las hembras vivíparas suelen tener una tonalidad parda y una aleta anal en forma de triángulo o abanico.
  • Ciertas especies son difíciles de diferenciar, en estos casos necesitaremos la ayuda de un ictiólogo, que es el experto en peces.
  • Respecto a la preñez, estate atento a algunas especies, como el pez molly globo, pues tiene un bulto natural en la parte delantera, debajo de las branquias, que nos puede hacer creer que está gestando.
  • Ojo con el sobrepeso de los peces, para no confundirlos con una hembra preñada. Algunos de estos glotones pueden desarrollar un bulto en su parte frontal del pecho.

¿Cómo reconocer por su comportamiento a mi pez preñada?

  • Por su actitud inquieta, que la hace subir, bajar y dar vueltas en el acuario constantemente. Esto ocurre, sobretodo, en el caso de que sean primerizas.
  • Es posible que baje al fondo del acuario y permanezca allí quieta, a causa del dolor de las contracciones. Al parir, su actitud se normalizará y volverá a nadar como siempre.
  • Las hembras expertas, que ya han tenido prole, suelen ser más tranquilas y buscan la intimidad de un lugar oculto para parir.
  • En esta etapa hay que cuidar con mimo a las hembras, para evitar que se estresen y absorban o aborten a sus crías.

Te invitamos a leer nuestro post “La reproducción de los peces”, donde encontrarás otros consejos esenciales para conseguir la mayor supervivencia posible de tus pequeñines.

¡No lo olvides, si esperas crías, infórmate todo lo que puedas para asegurar la supervivencia de tus delicados alevines o juveniles!

Autor: Mascoteros                                           Web: www.mascoteros.com