¿Cómo mantenemos en calma a nuestros animales en Navidad?

Están por llegar los días de Navidad, a ninguno nos cabe duda. De hecho, a nuestros amigos peludos tampoco porque han empezado a llegar las primeras visitas, la casa se ha llenado de adornos, han escuchado ya unos cuantos petardos… y todo esto les saca de su adorada rutina, ¿cómo les ayudamos en cada caso?

Adornos navideños

Estos días, y sobre todo los de este pasado puente, son los que eligen los españoles para decorar su casa con los adornos navideños. Un festival de cintas, bolas, árboles de navidad, y grandes Papás Noel que no dejarán indiferente a nuestra mascota. El perro o gato se empapará de nuestra alegría y querrá jugar con esas tiras brillantes interminables, pero también se asustarán con el gordo hombre rojo de plástico o ese palo verde que sacamos de un cartón y de que irán desplegándose muchas ramas artificiales. El árbol también puede entrar por la puerta de casa, ser real y plantarse en medio del salón.

Estás grandes presencias extrañas asustan, claro, y más cuando invaden el espacio en el que descansaban o donde tenía sus juguetes.

Además, existen adornos que ponen en peligro su salud. Por ejemplo, aquellos que necesitan enchufarse a la electricidad. Mucho cuidado con que no muerda o mastique los cables podría sufrir una fatal descarga eléctrica o quemadura. Mantenlos recogidos y lo más enrollados posible hasta que termines de instalarlos.

Evita las bolas de cristal, si se rompen pueden lastimar al animal. Elige esferas de fieltro o plástico, son menos peligrosas.

Las plantas de Navidad como el muérdago, acebo o flor de Pascua son plantas tóxicas que pueden darles problemas estomacales. Aléjalas de su alcance.

Las visitas

Por otro lado, las continúas visitas, pueden romper su calma. Recuerda a tus amigos que tienes un perro o un gato, y que es parte de la familia así que si vienen a verte no será con la condición de que lo encierres en una habitación. Él solo lo verá como un castigo, sin entender el motivo, y puede llevarle a tener miedo siempre que alguien vaya a tu casa. Si le has educado y socializado desde pequeño sabrá comportarse sin asustar a quien no le gusten los animales, que también es lícito, y vivirá la visita como algo natural. Un poco de olisqueo y a su camita a dormir. Si vienen niños que jueguen con tu coleguita hasta cansarse todos, pero estate pendiente de que no le estresan demasiado.

Petardos

Los petardos y cohetes son frecuentes en esta temporada. Para algunos perros el sonido de estos productos son un verdadero sufrimiento. Esta fobia les llevará a ladrar desesperadamente, temblar, esconderse, tener taquicardias, escaparse de casa, les creará estrés o incluso puede sufrir un infarto.

Como tristemente no podemos evitar que escuchen los petardos, intenta crear una atmósfera tranquila cuando suenen: llévale a un lugar calmado de la casa, intenta aislar el sonido (cerrando las persianas, poniendo música relajante, intentando taparle los oídos con su mantita…), acaríciale o intenta jugar con él.

Solo en casa

Es posible que estos días que vienen pases más tiempo fuera pese al frío: que si la ciudad está muy bonita, que si compras, que si cenas con amigos o de trabajo,… Por lo que tu mascota se quedará más tiempo sola. Recuerda no dejar ningún adorno navideño peligroso a su alcance y que se quede en un lugar caliente. Por lo demás, sigue las pautas básicas de cuando te vas de casa: déjale algún juguete que le entretenga, mantén todos los productos tóxicos fuera de su alcance, la basura bien cerrada, tus alimentos lejos, y si es un perro es recomendable que le saques antes a la calle para que corra y solo tenga ganas de descansar cuando tu no estés en casa.

 

Comidas navideñas

Como ya os cometamos en un artículo la semana pasada las comidas navideñas son un peligro para nuestras mascotas si las dejamos a su alcance. Suelen ser productos fuertes incluso para nosotros y sus estómagos no toleran de la misma forma nuestros ingredientes. Los dulces o turrones de chocolate, nueces, cordero, gambas y demás son deliciosos para ti pero pueden ser fuente de problemas de salud para tu querido peludo. No te saltes su programa alimenticio, no nos valen los “solo un poquito de esto que es Navidad”.

Debemos ser conscientes de que todo este algarabío afectará a su rutina, en Mascoteros te recomendamos alguno de los productos que tenemos para calmar a tu animal, como Mascotazen.

Ayúdales a relajarse estas fiestas y podréis celebrarlas con todos los miembros de la casa. ¡Feliz Navidad!

Web: www,mascoteros.commantenemos-calma-mascotas-navidad