El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha manifestado su preocupación ante la información publicada en las últimas fechas sobre el futuro del Centro Municipal de Protección Animal (CMPA), y destaca el trabajo realizado durante estos últimos tres años por el equipo veterinario y el resto del personal, quienes han logrado poner en marcha un servicio hasta la fecha inexistente en la ciudad y con un alto estándar de calidad.

El Colegio considera que si la información publicada en los medios informativos se corresponde con la realidad, se pondría en riesgo el bienestar de los animales y el trabajo realizado hasta el momento y de cara al futuro. En concreto, preocupa la situación de los 119 canes y 58 felinos allí alojados, debido a que, ante la anunciada reducción de personal, no se podría mantener en un grado óptimo sus cuidados.

 

Zaragoza Centro de Protección Animal

 

Por el CMPA pasan a lo largo de todo un año más de 500 animales de los que alrededor de 250 no llevan identificación mediante microchip. Antes de salir en adopción, los animales deben pasar una exploración veterinaria, ser identificados, vacunados, desparasitados, testados de enfermedades infecciosas y esterilizados. Por otro lado, para dar un animal en adopción se requiere realizar un cambio de propietario a través del registro RIACA. El único profesional competente en poder realizar todas estas tareas es el veterinario colegiado.

El Colegio reitera que el volumen de actividad del Centro exige mantener dos veterinarios, como hasta ahora, porque resulta claramente insuficiente poder atender estas tareas por un único profesional, que además atiende otras funciones relacionadas con animales de personas en riesgo de exclusión, informes encargados por las Fuerzas de Seguridad y terapias de modificación de conducta con animales allí residentes.

Es necesario un tercer titulado

Por otro lado, se recuerda que aunque existan dos veterinarios en plantilla, hay que contar que el rotatorio semanal no es posible, pues, cuando existan permisos de uno de ellos el Centro se queda sin la debida atención veterinaria, y tiene que cerrar, lo que impide efectuar gestiones de adopción de animales.

En este sentido, el Colegio de Zaragoza señala que durante los tres años de duración del programa de empleo del Centro, ha solicitado hasta en dos ocasiones, además de los dos veterinarios del programa, otro veterinario por acumulación de tareas para ayudar con la carga de trabajo referente a cirugías, elaboración del reglamento, protocolos o aumento notable del número de animales acogidos.

Por último, desde que el Ayuntamiento decidió poner al frente de la Unidad a un veterinario, la comunicación entre el Colegio y el Consistorio ha mejorado notablemente. Incluso se ha llegado a firmar un convenio entre ambas partes para colaborar con la ciudad de Zaragoza en referencia a las colonias felinas urbanas, las adopciones y la formación de voluntarios, adoptantes y personal municipal.

En consecuencia, el Colegio reclama que la Unidad de Protección Animal del CMPA debe continuar teniendo tres veterinarios al frente, ya que lo contrario supondría perder las mejoras en calidad de bienestar y lucha contra el maltrato animal que se han realizado durante estos tres últimos años. Además, solicita que los tres puestos deben ser ocupados con carácter permanente y no mediante contratos temporales.