El 32% de las personas mayores conviven con una mascota en España, según los datos de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía recogidos por la Real Sociedad Canina de España (RSCE). De este modo, son el segundo grupo poblacional en tenencia y cuidado de mascotas, solo superados por los ‘Millennials’, con el 36% de ellos viviendo con un animal de compañía.

Entre estos animales, el perro es el principal compañero de las personas mayores, pues del 40% de hogares que en nuestro país habita una mascota, más de 5 millones (el 22% del total) son canes, y el 63% de ellos, de raza. Un animal que no solo hace compañía a los seniors, sino que también tiene beneficios en su salud, tanto física como mental.

Según señala la Canina, a partir de la Encuesta Nacional sobre Envejecimiento Saludable de EEUU, el 75% de los mayores que tienen mascotas aseguran que su nivel de estrés se ha reducido, mientras que un 78% de los que conviven con perros afirman sentirse más activos físicamente. Algo que a en esa etapa de la vida es fundamental para mantener una buena salud.

Si bien, el mayor beneficio para los seniors de convivir con una mascota es la compañía que les hace. Como indica el presidente de la RSCE, Julián Hernández, “los perros son una fuente de energía y vitalidad para las personas mayores, sobre todo para las que viven solas, pues les empujan a salir a la calle, a socializar con otros tutores de perros cuando se juntan para jugar, y a distraerse. Además, los perros de raza cuentan con la ventaja de que tienen aptitudes para realizar una labor de cuidado y vigilancia de los mayores, pues sus cualidades se han depurado gracias a la cría y, además, son entrenados para ello”.

 

Perros y personas mayores

 

Las razas que mejor se adaptan a los seniors

No todas las razas caninas son ideales para convivir con las personas mayores. Como indica la RSCE, la ventaja de contar con más de 400 razas registradas en el mundo es que permite que cada persona encuentre la que más se adecúa a su forma de ser, estilo de vida, lugar en el que vive, etc. Por lo que para las personas mayores, con unas características ya definidas, hay determinadas razas que se ajustan mejor.

Por ejemplo, si se trata de personas con movilidad reducida, se ha comprobado que razas como los Pastores Alemanes, los Golden Retreiver o los Labradores son muy útiles, pues además de hacer una labor de compañía les asisten porque han sido entrenados para ello. “Logran abrir cajones, les acercan el mando a distancia e incluso les sirven de alarma, ya que se les enseña a reaccionar ante, por ejemplo, desmayos o subidas y bajadas de azúcar”, señala el presidente de la RSCE.

Otros son los llamados ‘perros señal’, que son los que asisten a personas con discapacidad auditiva, ya que son adiestrados para avisarles de los sonidos con un gesto que les conduce al origen del sonido, tanto los cotidianos en el hogar (el timbre, el teléfono, el horno, etc.) o los de alarma, en caso de incendios y evacuaciones. En este caso, las razas que mejor desempeñan esta labor son de nuevo el Golden Retriever, el Labrador Retriever o los Cocker y Caniches.

Hay otras razas más pequeñas que también se adaptan muy bien a los seniors, sobre todo por su menor tamaño y fuerza, lo que es idóneo para manejarse mejor con ellos. Se trata de los Yorkshire, Shih Tzu, Teckels o los Chihuahua, entre otras, que son además, algunas de las razas caninas más populares en nuestro país.