Castilla-La Mancha anuncia que se opondrá a la Ley de Bienestar Animal

Castilla-La Mancha anuncia que se opondrá a la Ley de Bienestar Animal

El jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, ha reiterado su intención de recurrir la Ley de Bienestar Animal si no se excluye a la caza de la misma. “Si no cumplen con lo que hemos hablado, si no se rectifica, nosotros recurriremos con claridad esa ley porque, además, en algunos aspectos es claramente invasora de competencias estrictamente autonómicas», ha sentenciado.

Durante la presentación en la capital ciudadrealeña de la guía de ‘Normas básicas para cazar en Castilla-La Mancha’, una herramienta gratuita que el Gobierno regional pone a disposición del sector cinegético con el objetivo de facilitar la interpretación y el manejo del reglamento de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, García-Page ha recordado que “tenemos responsabilidad” en un sector que genera “empleo, actividad y riqueza, y además necesitamos un control de las especies”.

Al mismo tiempo, ha criticado la “tendencia” de algunos ministros “a meterse donde nadie les llama», y ha asegurado que el cinegético “no es un sector desregulado”, pues mucho antes de que hubiera legislación sobre el bienestar animal en España “ya había legislación” sobre este sector.

Asimismo, el presidente García-Page ha alabado “el diálogo y el pacto” a la hora de “medir los intereses de unos y de otros y las sensibilidades distintas”, al tiempo que ha remarcado que, si detecta “dinámicas irracionales en el conjunto del país”, intentará “combatirlas con todos los medios legales”.

Finalmente, y tras lamentar que la caza y el sector taurino se vean “muy afectadas por clichés, porque una cosa es que no te guste algo y otra que quien gobierna imponga su criterio”, ha mostrado su confianza en que «saldrá, tiene que salir y tiene que salir bien».

 

 

Defensa del mundo rural

Acompañado por el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero; la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, y el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, José Agustín Rabadán, entre otras personalidades, García-Page ha hecho una firme defensa del mundo rural. A su juicio, «la mayor diferencia entre el mundo real y lo que está pasando en el ámbito político se produce, sobre todo, de la M-30 para adentro”.

En esta misma línea, ha considerado que hay una parte de la clase política que “no tiene ni idea de que pasa en España ni cuáles son los problemas de la gente», y considera que la gente tiene que parecerse a ellos, “cuando esto es al revés». Así, ha recordado que su Ejecutivo tiene “los pies en el suelo” y que la polémica en torno a la Ley de Bienestar Animal “no es un problema de quedar bien con un sector o no, sino que lo hablamos desde la convicción”.

A este respecto ha recordado que los ex presidentes de Castilla-La Mancha, José Bono y José María Barreda, también han tenido “perfecta sintonía” con el sector cinegético regional, ya que es “una manifestación más de la diversidad social y cultural. Tenemos que regular la convivencia sin ir contra nadie”, ha puntualizado.