Los erizos son animales extremadamente limpios. Sin embargo, eso no significa que al erizo no se le deba dar un buen baño sí está sucio. Es conveniente consultar al veterinario para saber sí nuestro erizo sufre alguna alergia, sí es así no se le puede bañar, ya que el champú le irritaría. Para que tu erizo no se le desarrolle una dermatitis hay que frotarle las púas con un cepillo de dientes viejo durante el baño, así se eliminan los restos de viruta.

 

 

¿Qué necesitamos para el baño del erizo?

Para el baño necesitamos:

– Jabón de glicerina o champú neutro

– Cepillo de dientes suave, viejo y gastado

– Toallas secas y limpias

– Rociador con agua tibia

– Un fregadero o

1) Llena con agua tibia (más caliente que fría) el fregadero.

2) Haz espuma con las manos y el champú, y frota a tu erizo por la parte de abajo (abdomen), si tienes suerte frota la parte de arriba, y después los pies (si no, coloca el champú sobre el lomo y con el cepillo frota). Presta especial atención a los pies, tienden a ser muy sucios. Puedes utilizar el cepillo aquí también. También puedes ayudarte con un rociador para darle una ducha apacible, tibia.

3) Cuando el erizo esté limpio, sécalo con una toalla limpia y seca y mantén a tu erizo en un lugar caliente hasta que esté seco (puedes ayudarte con un secador, pero con cuidado).

Nota: Los erizos gozan con un baño, incluso hay erizos que nadarán en aguas más profundas, pero hay otros que lucharán y trataran de escapar del fregadero. Si tu erizo es de los que les gusta nadar, !nunca lo dejes solo en el agua!. Los erizos algunas veces defecan en el agua, asi que tienes que estar preparado.

Corte de Uñas

Después del baño es el mejor momento para cortar las uñas, por que con el agua caliente se ablandan. Depende del carácter de tu erizo, el corte de uñas puede ser rápido y sin dolor o puedes recurrir a la ayuda de un veterinario. Generalmente esta es una operación para dos personas. Una persona debe sostener el erizo, mientras que la segunda persona le sostiene un pie y corta las uñas. Utiliza los cortauñas diseñados para perros y gatos, ya que también valen para los erizos. Debes cortar la parte blanca, no la parte donde está la vena rosada. Como alternativa, también puedes poner un ladrillo o un pedazo áspero de roca en su jaula para que cuándo intente escalar desgaste las uñas. Las uñas de los pies delanteros se desgastan más rápido que la uña de los pies posteriores.

 

Autor: Club de Erizos