El proyecto pretende facilitar la adquisición de habilidades sociales a través del desarrollo de la empatía hacia los animales y la comprensión del vínculo que las personas establecemos con los demás seres vivos.

El pasado enero se inició desde FAADA la aplicación del programa ANIMAL RESCUE en el centro educativo de Els Til·lers, en Mollet del Vallés (Barcelona).

Las personas destinatarias de esta prueba piloto fueron 8 chicas de edades comprendidas entre los 14 y 18 años que están cumpliendo medidas judiciales en el centro.

 

FAADA

 

Animal Rescue es un programa de sensibilización, que pretende facilitar la adquisición de habilidades sociales a través del desarrollo de la empatía hacia los animales y la comprensión del vínculo que las personas establecemos con los demás seres vivos.

Entre los objetivos del programa están:

  • Dotar a los y las menores de herramientas facilitadoras para el fomento de la NO violencia.
  • La adquisición de valores y habilidades sociales (ej: empatía, resolución de conflictos, control de la agresividad, etc.).
  • Contribuir a una nueva sociedad basada en el respeto de todos los seres vivos y el planeta.
  • Ofrecer herramientas para la gestión de conflictos en el aula, pasando de la agresividad al diálogo y la convivencia pacífica.

El programa está estructurado en un total de 10 sesiones de una hora cada una, pudiendo alargarse la duración de las sesiones dependiendo de la motivación y los debates que se generen en el aula. Así mismo, también hacen entrega a la tutora del grupo de un conjunto de propuestas para seguir trabajando las diferentes temáticas.

Desde FAADA, con la colaboración de la Dra. Paula Calvo, realizan una evaluación del programa tomando medidas PRE y POST, intervenidas a partir de cuestionarios especialmente diseñados y validados por la comunidad científica. Esto supone realizar evaluaciones de los individuos en momentos previos al inicio del programa Animal Rescue (máximo un mes antes) y en momentos posteriores al programa (máximo un mes después).

También sopesaron añadir una evaluación 3 y/o 6 meses después de la finalización del programa para saber si se mantienen los efectos a largo plazo. Estas medidas permitirán evaluar la eficacia del programa en la adquisición de habilidades sociales positivas.

En FAADA están muy orgullosos y emocionados por el comienzo del nuevo proyecto y esperan que los resultados de la prueba piloto animen a muchos centros educativos de menores a incluir el programa en sus planes de estudio.

Desde FAADA agradecen a Eva Quiñones, una gran profesional del mundo de la educación que, la ayuda prestada al poner en marcha actividades didácticas en beneficio de todos los seres vivos.

 

Fuente: FAADA