La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy los proyectos para la construcción del nuevo Centro de Protección Animal municipal de Zamora.

Centro de Protección Animal de Zamora

El Centro de Protección Animal se ubicará en el antiguo recinto del mercado de los Llanos, ocupando también las instalaciones de la actual perrera; lo que supone triplicar la superficie actual. El objetivo es el de disponer de un centro moderno y acorde a la sensibilidad actual de la población sobre el bienestar animal, según manifestó el alcalde, para proteger a los animales de compañía, especialmente perros y gatos, pero también a otros mamíferos como équidos o rumiantes, que hayan sido abandonados, cedidos o maltratados por sus propietarios. De forma paralela, desde el nuevo centro se pretende realizar también una labor educativa al ciudadano, planteando si cabe, una serie de actividades que les acerquen a sus animales de compañía. Así las principales funciones no serán solamente las de acogida, atención y cuidado de los animales abandonados, sino que se fomentará también la adopción, la educación en bienestar y protección animal a los colegios, la asistencia veterinaria y ocasionalmente adiestramiento de cánidos.

 

Perro y gatoDe acuerdo con el proyecto aprobado hoy, el nuevo Centro de Protección Animal ocupará una superficie total de 3.746 metros cuadrados, de los que 1.012 serán de construcciones y el resto de dotación y urbanización complementaria y se estructurará en varios edificios con programas bien diferenciados: Un edificio de Personal, donde se ubicarán la sala de estancia para el personal, con baños y vestuarios por sexos y adaptados, una sala de curas y botiquín para la atención veterinaria, y un porche para la recepción de visitantes y jardín anejo. La nave de cheniles o residencia canina, formada por 11 módulos de chelines de 7.30 m2 que permiten su uso individual o colectivo, en función del tamaño de los perros. Cada uno de ellos y de forma independiente, tendrá un patio de esparcimiento y todos ellos estarán orientados al sur, siendo esta una de las premisas del proyecto, con el fin de atender al grado de bienestar que le producen a los animales el soleamiento. Habrá otra nave de cheniles y cuarentena, con otros nueve espacios, en la que una parte será también a residencia canina y la otra se destinará a los cuidados sanitarios y cuarentena de cánidos. Esta nave debido a sus características de separación sanitaria, tendrá dos módulos de lavadero independientes. Una nave de Lazaretos y cachorros, con distintos módulos para la recepción de los perros recién llegados al centro. Será el espacio de residencia

y esparcimiento de los cachorros, formada por 3 lazaretos independientes y situados junto al acceso de vehículos, para poder depositar los nuevos animales de acogida con mayor facilidad, por los propios cuidadores o los servicios públicos municipales, a horas en que el centro no esté en funcionamiento. La nave de Gatos y cachorros, o residencia para gatos con patio de esparcimiento y zona de cuarentena; así como un área de cachorros y patio de esparcimiento. Una nave de équidos, con tres boxes para otros animales como equinos y rumiantes.

Todas estas serán dotaciones de nueva construcción mientras que la nave existente de la perrera se destinará al uso de almacén y estará vinculada a los équidos y rumiantes, por cuya área de esparcimiento se accede. El presupuesto es de 300.000 euros y plazo de ejecución es de seis meses desde la adjudicación de las obras, por lo que se prevé que pueda entrar en servicio en los primeros meses del año próximo; y las obras serán compatibles con el mantenimiento de los servicios e la perrera actual.