El suceso tuvo lugar en Castellón el pasado 17 de abril. La Policía Local castellonense recibió la llamada de un vecino que alertaba de sonidos de golpes y el fuerte maullido de un gato en una vivienda cercana a la suya. Los agentes reaccionaron rápidamente y se presentaron en el lugar indicado, donde encontraron a un gato brutalmente maltratado.

Pese a la rapidez de la alerta y de la actuación policial, el animal se encontraba en tan malas condiciones que tuvo que ser eutanasiado debido a las numerosas lesiones que había sufrido.

PACMA se ha personado como acusación particular para que el maltrador de animales pague por su cruel y violento delito.

 

Gato apaleado

Denunciar el maltrato animal es imprescindible

Casos como este nos apenan tremendamente, ya que se trata de una correcta actuación por parte de la ciudadanía, alertando a las autoridades, y de la Policía Local, que no mira hacia otro lado y acude con premura al lugar del delito. Sin embargo, el desenlace sigue siendo fatal, ya que no se pudo evitar la muerte del gato.

Por eso, desde PACMA exigimos el endurecimiento de las penas por maltrato animal, ya que la única manera de disuadir a las personas que maltratan es sabiendo que todo el peso de una justa ley caerá sobre ellas. Actualmente, la pena máxima por maltrato animal, si resulta en la muerte del mismo, es de 18 meses. Muy probablemente el cruel maltratador ni siquiera pisará la cárcel.

Sin embargo,seguiremos defendiendo cada día a los animales y denunciando para que quienes los maltratan no salgan impunes. Pero necesitamos tu ayuda. Si presencias algún caso de maltrato animal, no dudes en denunciarlo. Ponemos a tu disposición nuestra herramienta online YoDenuncio, con la que te ayudaremos en la redacción de la denuncia, para que solo tengas que formalizarla ante las autoridades.

 

Autor: PACMA