Abscesos y granulomas en Iguana iguana

 

Absceso submandibular en Iguana iguana
Absceso submandibular en Iguana iguana

 

La mayor parte de las masas orales en las iguanas son abscesos o granulomas de origen bacteriano. Los tumores son infrecuentes, aunque no por ello no se deben incluir en el diagnóstico diferencial. Los abscesos pueden ser bacterianos, fúngicos o por cuerpos extraños. Es importante descartar siempre bacterias AAR o micobacterias (bacterias ácido alcohol resistentes) por sus posibles implicaciones zoonóticas.

 

Contenido absceso
Contenido absceso. Iguana iguana. Se puede apreciar la consistencia sólida del pus debido a que los heterófilos de aves y reptiles carecen de las enzimas hidrolíticas que poseen los mamíferos.

 

El tratamiento debe ir siempre encaminado a la comprobación y eliminación del contenido del absceso, mediante incisióncuretaje y lavados repetidos con suero fisiológico. El suero fisiológico puede combinarse con pequeñas cantidades de yodo povidona o clorhexidina.

 

Curetraje del absceso en Iguana iguana. Debido a la consistencia sólida del pus siempre debemos ayudarnos con una cucharilla para asegurar la limpieza completa del absceso.
Curetraje del absceso en Iguana iguana. Debido a la consistencia sólida del pus siempre debemos ayudarnos con una cucharilla para asegurar la limpieza completa del absceso.

 

El pus en los reptiles es siempre de consistencia espesa, blanco caseoso, o amarillento caseoso. A veces puede ser verdoso. En el absceso se suele localizar un centro necrótico a partir del cual se desarrolla el contenido como si fueran las capas de una cebolla. Al microscopio se pueden identificar los heterófilos, macrófagos y la cápsula de tejido conectivo que caracteriza a todas las colectas de pus.

Limpieza profunda del absceso con una gasa empapada en povidona yodada diluida.
Limpieza profunda del absceso con una gasa empapada en povidona yodada diluida.

 

El tratamiento aplicado en este caso, consiste en limpieza tras incisión, lavado abundante con suero fisiológico y povidona yodada muy diluida en suero fisiológico, pomadas antibióticas en el interior del absceso y suplementación con antibiótico sistémico. En caso de recidiva, se debe realizar cultivo ante la posibilidad de resistencia.

Limpieza profunda del absceso con suero fisiológico a presión
Limpieza profunda del absceso con suero fisiológico a presión

 

Otro aspecto a tener en cuenta cuando manejamos reptiles es la salmonelosis. Hay que tomar una serie de precauciones para evitar esta zoonosis:

1. Lavar siempre las manos con agua caliente y posterior desinfección de manos posterior a la manipulación de reptiles. Usar guantes si es posible.

2. Evitar contacto con los labios.

3. No comer o beber durante la manipulación de reptiles o limpieza de las instalaciones.

4. Evitar la manipulación de reptiles por parte de los niños.

 

Autor: Adrián Romairone                  Web: diagnosticoveterinario.com