Imagen: Mike McCune

Los canes utilizan el olor corporal para comunicarse, pero también hay hedores de estos animales que son señal de falta de higiene o enfermedad.

¡Mi perro huele muy mal! Esta exclamación es frecuente entre muchas personas que comparten su vida (y casa) con canes. Pero, ¿qué hay detrás del supuesto mal olor de los perros?La primera clave para entender a los peludos compañeros es saber que los canes tienen olores naturales que utilizan para comunicarse con otros animales. Pero, además, existenhedores excesivos que ocultan falta de higiene canina o enfermedades. En este artículo se enseña a distinguirlos y saber qué hacer en cada caso.

¿Mi perro huele mal?

¿Su perro padece mal aliento? ¿Puede adivinar que su can está en casa incluso antes de entrar por la puerta? ¿Su mascota huele a perro mojado incluso cuando está seco?

Imagen: oliver.dodd

Muchos humanos que viven con canes en casa se quejan de los efluvios corporales de sus peñudos compañeros. Pero antes de seguir es importante entender que hay olores caninos naturales y saludables y otros que no lo son tanto.

Los perros huelen a… ¡perro!

Los perros emiten secreciones corporales que les permiten comunicarse con otros animales. No todas las personas son, sin embargo, capaces de apreciar estas olorosas conversaciones caninas.

Los olores perrunos naturales son más pronunciados en la zona que rodea las orejas, el ano canino y lasalmohadillas de las patas del perro, que es donde concretan el mayor número de glándulas responsables de emanar el olor canino.

“El sentido del olfato de los perros es miles de veces más potente que el nuestro; el motivo es que poseen 220 millones de receptores olfativos en la nariz canina, mientras que los humanos apenas tenemos cinco millones”, explica el científico Julio Correa, de la Universidad de Alabama (EE.UU.). Esta capacidad les ayuda a descifrar mejor las señales olorosas emitidas por el resto de congéneres.

Imagen: Alan Levine

Otros canes, para disgusto casi general de sus dueños, disfrutan además restregándose en el barro y otros restos animales que encuentran en el paseo. Entender que se trata de un comportamiento natural de los canes, parte de su proceso de comunicación y que puede solucionarse con sencillo un baño ayudará a comprender y aceptar mejor estos comportamientos.

Algunos olores caninos son naturales y cumplen un importante papel en la comunicación del peludo compañero con otros animales. Pero, ¿cuándo el olor del perro sí resulta un problema y cómo atajarlo? Aquí van siete situaciones de mal olor no saludable y cómo acabar con ellas.

1. Mal olor en perros: aseo y cepillado

Los perros necesitan bañarse, al menos, una vez al mes para estar sanos y alejar malos olores indeseables.

Imagen: minicooper93402

Los cepillados del pelo del can también deben incluirse en esta rutina de higiene: el pelo atrapa sustancias que pueden potenciar su olor, mientras que los enredos y nudos en el pelaje generan las condiciones óptimas para que la suciedad y las bacterias campen a sus anchas.

2. Mal aliento en perros: limpieza bucal

El sarro y otras peligrosas enfermedades de la boca son responsables del fuerte mal aliento canino. Cuando la falta de higiene bucal del perro se prolonga, no es extraño que aparezcan infecciones, que intensifiquen su mal aliento.

Aquí se ofrecen los pasos para reducir el mal aliento del can y consejos para cepillar su boca.

3. Enfermedades en la piel del perro

Las enfermedades en la piel del perro, además de peligrosas, pueden generar fuertes olores caninos. Lasbacterias y hongos asociados a muchas de estas dolencias de la piel están detrás del fuerte hedor que pueden desprender algunos canes.

A continuación se puede leer más acerca de las principales enfermedades de piel en perros y cómo atajarlas a tiempo.

4. La otitis del perro

La otitis o inflamación del oído del can puede ser responsable de un hedor más intenso del habitual en las orejas del peludo amigo. Un hedor desagradable e intenso procedente de la zona del oído del perro, junto con unapresencia anómala de cera, son señales de una posible otitis del perro, que precisan de una visita veterinaria urgente.

Aquí hay consejos para cuidar y limpiar los oídos del can en casa.

5. Glándulas anales demasiado olorosas

Los perros suelen vaciar las glándulas o sacos interiores que rodean la zona del ano por sí mismos. Sin embargo, algunos animales tienen problemas para ello y arrastran su trasero con insistencia por el suelo con el fin de lograrlo. Unas glándulas anales obstruidas acumulan el oloroso líquido que debía haber sido expulsado, por lo que causan dolor y un hedor muy fuerte en esta área.

Aquí se dan varios consejos para cuidar las glándulas anales del can en el hogar.

6. Flatulencias caninas

Las olorosas flatulencias son normales en los perros. Sin embargo, cuando estas son demasiado frecuentes o malolientes pueden esconder una dieta canina pobre. Las enfermedades gastrointestinales caninastambién pueden estar detrás de un exceso de flatulencia.

La mejor recomendación es acudir al veterinario para que pueda examinar al peludo amigo.

7. Medicinas que impulsan el olor canino

Como nos ocurre a las personas, algunas medicinas o antibióticos también despiertan el olor del perro y lo tornan más intenso de lo habitual.

En este caso, el consejo es seguir de cerca las pautas del veterinario y ser comprensivos con el olor del peludo amigo durante su enfermedad.

 

Autor: Eva San Martín                                                                                        Web: www.consumer.es