bengali

Nombre científico: Amandava subflava

Nombre Común: Bengalí Rayado

Hábitat natural

Está muy difundido a través de distintas subespecies en India, Indochina, Indonesia, China, Birmania, Malasia y Filipinas. Vive en las zonas ricas en ramaje y soporta bien las adversidades ambientales.

Descripción

También conocido como vientre naranja, es un pájaro de unos 9-10 centímetros. Tiene la espalda parda, el obispillo negro y el vientre amarillo anaranjado. El color del vientre es más fuerte en el macho. Aparte de por esto, el macho se distingue por la raya roja que tiene encima del ojo. La hembra carece de dicho adorno. Tienen el pico rojo y negro.

Alimentación

Mijo, panizo, perilla, arroz partido, alpiste, avena, arroz, cañamón, arena, hueso de sepia, pasta de cría, sémola de trigo y huevo cocido. También se les dará acelga, espinaca y lechuga (ésta última en pocas cantidades). Manzana, pera, naranja, plátano, pimiento, tanto rojo como verde, aunque siempre hay que darlo en pequeñas cantidades. Las florecillas de las ortigas les encantan, igual que a muchas otras aves.

Emplazamiento

Se encontrará más a gusto en una pajarera grande, pues es un pájaro que siempre está en movimiento. Cuando el macho disponga de radiación solar, de un espacio amplio para volar y de una buena dieta, mostrará unos colores magníficos en su vientre.

Comportamiento

Este pájaro es muy sociable con otros exóticos y con los de su misma especie. Le gusta bañarse. Siempre permanece junto a su pareja y están casi todo el día entre las plantas.

Cría

Nidifican en un nidal con la pared anterior medio abierta. Incuban tanto el macho como la hembra. El relleno del interior del nido es algo pobre si la pareja es primeriza, aunque suficiente para dar cobijo a sus diminutos huevecillos. Van aumentando la cantidad de relleno en el interior a medida que pasan los días de incubación.

Si se les da la oportunidad y encuentran suficiente cobertura vegetal en la pajarera, construyen sus propios nidos, fundamentalmente a base de fibra de coco, rellenando el interior con pelo de cabra y plumas. La pareja defiende su nido cuando otros pájaros se posan encima de él.

 

Autor:  Alejandro Martín  Ríos  Página Web: » Avicultura