16 de junio – Día Mundial de las Tortugas Marinas

16 de junio – Día Mundial de las Tortugas Marinas

Hoy como cada 16 junio se celebra el  Día Mundial de las Tortugas Marinas en honor al gran herpétologo y especialista Archie Carr. que dedicó parte de su vida a la conservación de esta especie. Con esta acción se busca concienciar a la población sobre la situación de estos reptiles, ya que seis de las siete especies de tortugas marinas se encuentran el peligro de extinción.

Las principales amenazas que se encuentran son la degradación y la contaminación de su hábitat por plástico, redes y otros utensilios derivados de la pesca, así  como la captura accidental, caza furtiva y consumo. También se ven afectadas a la hora de desovar porque las playas donde lo hacen suelen estar atestadas de turistas.

 

Curiosidades de las tortugas marinas

En el período Triásico ya vivían estos reptiles. Se estima que hace 260 millones de años apareció Captorhinus, el primer reptil parecido a las tortugas de tan solo 60 cm. Solo pasarían 30 millones de años hasta que surgió el ancestro de las tortugas actuales, el  Proganochelys. Ya contaba con algunas características de nuestras modernas tortugas: un caparazón (aunque no podía meter las patas ni el cuello) y una cabeza con forma de pico.

Proganochelys quenstedti en el Staatliches Museum für Naturkunde, Stuttgart

 

Especies de tortugas marinas

Hay siete especies de tortugas diferentes y dependiendo de la especie hay notables diferencias de tamaño y peso entre ellas.

Biología

Las tortugas marinas pueden llegar a vivir entre 150 a 200 años, pero solo una de cada mil tortugas sobrevivirá en la edad adulta. Dependiendo de la especie pueden reproducirse a partir de los 13 años, otras tendrán que esperar hasta los 40 para que un macho la corteje.  Los machos pueden pretender a la hembra acariciándole la cabeza o mordiéndole el cuello y las aletas traseras. Las hembras pueden almacenar el esperma del macho en su interior algunos meses. Pueden llegar a poner hasta cien huevos. Si en el nido hace calor, nacerán hembras pero si se mantiene muy fresco serán machos los que verán la luz. Nada más salir del cascarón y durante las primeras cuarenta y ocho horas, las pequeñas tortuguitas se enfrentarán a un mundo lleno de peligros. Probablemente esos escasos metros que las separan del agua, se tornen como los más inseguros y arriesgados de su vida, pues tendrán que evadir a depredadores deseosos de darlas caza. Una vez que se han introducido en el mar, nadarán frenéticamente durante veinticuatro horas para alejarse todo lo que puedan de la costa. Dependiendo de la zona geográfica en la que se encuentre, tendrán que esquivar en su huida a aves marinas, cangrejos, chacales, dingos, lagartos, perros, ratas, serpientes o zorros.

Incluso las hembras cuando van a depositar sus huevos tienen que tener cuidado y evitar a los cocodrilos de agua salada para no formar parte de su almuerzo. Otros depredadores son las orcas y  los tiburones, y entre ellos, el más peligroso es el tiburón tigre.

 

Tortugas marinas bebés

 

El caparazón está compuesto por más de 50 huesos y lo usan como escudo contra los depredadores. La parte dorsal de un caparazón se conoce como espaldar y a la parte contraria, o sea, la ventral, se le denomina peto o plastrón.

Su dieta (dependiendo de la especie) la componen algas, calamares, medusas, moluscos, peces, pepinos de mar …

 

Bibliografía: 

https://www.seaturtle-world.com/

http://www.seeturtles.org/baby-turtles

https://seaworld.org/en/animal-info/animal-infobooks/sea-turtles/reproduction

 

Autora: Antonia Villalba